Y si vas al Cobre…

0
6

Para cubanas y cubanos, el 8 de septiembre y su víspera tienen un gran significado, ese día marca la festividad de la Virgen de la Caridad del Cobre, considerada la Patrona de nuestro país.

Su imagen está en el poblado de El Cobre, en la provincia de Santiago de Cuba, donde cada año, el 8 de septiembre y también desde los días previos acuden los devotos a rendirle homenaje.

 La Caridad del Cobre es venerada también en los cultos sincréticos afrocubanos como Ochún, la diosa del amor y del dinero, dueña de las aguas dulces.

El actual Santuario del Cobre, inaugurado el 8 de septiembre de 1927 tiene un altar de plata maciza y otros objetos ornamentales de gran valor. Debajo del Camarín de la Virgen se encuentra la denominada Capilla de los Milagros, un pequeño recinto donde los creyentes depositan ofrendas: joyas de oro y piedras preciosas, muletas, y disímiles pertenecias ofrecidas a la virgen por la e o sencillamente ofrendadas por alta veneración.

La imagen de la Caridad del Cobre está vinculada a la historia patria, acompañó a las tropas del Ejército Libertador en los campos de guerra contra la colonia española y Antonio Maceo, uno de los más bravíos guerreros  al ser bautizado, entre otros nombres recibió el de La Caridad, por la devoción de su madre Mariana Grajales a la virgen.

Imposible es no revelar la fe que por ella sienten y sentimos los cubanos;  es parte de nuestra identidad, pues creánme que casi la mayoría de personas que visitan el territorio oriental, nacionales o foráneos,  llegan hasta ese sitio, enclavado en una zona montañosa, donde las piedras cobrizas casi resultan más que recuerdo un amuleto.

Recientemente El Papa Francisco envió un mensaje a los feligreses cubanos con el que exhorta a “alegrarse, levantarse y perseverar”, y refería que cada vez que lee la Escritura Santa, en los pasajes en que se habla de Nuestra Señora, le llaman la atención esos tres verbos.

El Sumo Pontífice aconsejó “tener alegría y compartirla con los que nos rodean, levantar el corazón y no sucumbir ante las adversidades y permanecer en el camino del bien”.

Mayorías de cubanas y cubanos celebran hoy el Día de la Caridad del Cobre; una peregrinación en San José de las Lajas partirá desde la iglesia católica en horas de la tarde, algunos desde ayer compraron flores y velas, otros acudieron al templo católico para oficiar bautizos y bendiciones, muchos son los que hoy visten de amarillo color que identifica a la patrona de Cuba, una manera más de sumarse a la celebración.

Es que somos Cuba, somos ese pueblo que define cada día el devenir de la historia, el mismo que está presente en la edificación de la sociedad y que da su mayor esfuerzo por lograr un mundo mejor.

Desde la militancia de unos, la creencia de otros, somos alegres, románticos, rumberos, trabajadores, altruistas, inventores, pero la mayoría no deja pasar este 8 de septiembre sin rendir su propio tributo a la virgen de La Caridad del Cobre, inspiración también de poetas y pintores, de cantores y hacedores de música.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre