XX congreso de la Central de Trabajadores de Cuba, no un congreso más

mgonzalez@enet.cu

English Version

Para el primer trimestre del 2014 está previsto el XX Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba, CTC. La cita prevé el análisis de temas vitales para el movimiento obrero convocado a incrementar su protagonismo en la representación y defensa de los derechos de los trabajadores, en la producción, en la calidad de los servicios y en todo lo referente a la eficiencia económica.

Evaluar los resultados en el camino recorrido desde el cónclave precedente y las insuficiencias aún latentes, ocupará a los delegados a la cita de los trabajadores cubanos.

Pero desde mi punto de vista, no se trata de un Congreso más, hablamos de una reunión que desde su convocatoria insta a la reflexión, a la mirada desde dentro, al análisis no lastimero, sino real, consciente de cuánto no se ha hecho cabalmente, sus causas y consecuencias.

El movimiento obrero está llamado a revitalizar su desempeño, a ser guía de los trabajadores, defender sus derechos y representar sus intereses, también a ser activo, entusiasta, con voz propia en su radio de acción.

Del capitán de la clase obrera, Lázaro Peña, guía sindical, cuyo legado trasciende hasta nuestros días, es menester arropar a las actuales generaciones que asumen tan importante tarea.

No se trata de implementar consignas, multiplicar convocatorias para determinadas fechas, no se trata de cotizar, o tener un mural, se trata de dar vida a la organización sindical, de incrementar sus acciones para fortalecer la unidad y la conciencia, para incentivar la disciplina y la eficiencia, el ahorro, la emulación.

Que hace falta dinamismo en las estructuras sindicales en la base no es secreto, que el XX Congreso trazará pautas para  mayor adultez en el trabajo, es toda realidad, entonces, vale desde ya unir voluntades, despertar iniciativas, aunar ideas  que concreten la participación de los trabajadores en el hacer de cada día en favor del progreso, en la defensa de la patria, en los intereses del pueblo.

Por favor valore el artículo

Artículos relacionados

Deje su respuesta

avatar
  Subscribir  
Notificar