Un rancho donde habita un tesoro (+Fotos y Video)

0
26

La protección del planeta y el cuidado de los recursos naturales es un tema que aúna a miles de personas en el mundo, conscientes de la necesidad urgente de revertir el peligro actual que enfrenta  la tierra  por el calentamiento global,  el aumento de fenómenos naturales y la extinción de especies de la flora y la fauna.

Son cada vez más frecuentes las noticias en el mundo con alarmantes cifras de suelos erosionados, venta de animales para uso decorativo, de la industria o temas religiosos, la contaminación de las aguas y la tala indiscriminada de árboles; conductas inescrupulosas que benefician  a unos pocos, mientras millones de personan mueren en el mundo por hambre y desnutrición como  alertó el Líder Histórico de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz en su discurso pronunciado en la Cumbre de Río de Janeiro en el año 1992.

 En Cuba crecen cada año el número de iniciativas en favor del medio ambiente con proyectos de reforestación, la construcción de nuevos embalses de agua y las áreas protegidas que hoy suman en el país más de 250.

El Rancho Domingo García Frías de la Empresa Nacional para la protección de la Flora y Fauna”, ubicado en las inmediaciones del poblado del Volcán en San José de las Lajas, capital de Mayabeque, es uno de estos espacios donde se funden los intereses gubernamentales con el amor por la naturaleza.

Más de 27 hectáreas de espejo de agua de la cuenca Vento – Almendares, como reserva natural, constituye un orgullo de este centro, que posee además especies endémicas de Cuba y en peligro de extinción, así como animales de otras zonas del mundo que reciben atención especializada y a los que someten a estudio para evaluar su comportamiento antes de ser enviado a diferentes zoológicos del país.

Un Bosque martiano, un minizoológico de piedra, jaulas para aves y otras especies que conviven en semicautiverio, más de 50 variedades de árboles maderables, frutales y ornamentales, así como cuadras con ejemplares de varias razas equinas que ostentan un reconocido pedigrí, con galardones a nivel nacional e internacional forman parte de  los atractivos que convierten  a este sitio en un lugar de ensueño.

En  esta reserva natural, la mayor  en extensión de la provincia  se desarrollan un  total de  14  Programas para la Protección de la   Flora y la Fauna entre los que sobresalen el de reproducción de Psittacidae en cautiverio, de protección contra incendios forestales, de aves de corral, de eliminación de especies invasivas, educación ambiental, el de equino y el de árboles maderables.

Espacio dedicado a la historia acoge también  esta área protegida

Esta área atesora esculturas a la usanza de la etapa colonial que recrean escenas de la esclavitud en Cuba y un pequeño museo local con fotos de animales que han tenido como hábitat esta área, entre ellos equinos de gran valor genético obsequiados al Comandante en Jefe por varias personalidades del mundo.

Esta entidad salvaguarda además entre sus más grandes tesoros la Valla de gallo más importante de Latinoamérica, escenario donde se efectuaron las eliminatorias de las lidias de gallos del país, instalación  visitada por más del 90 por ciento de los presidentes de Latinoamérica que han viajado a la isla entre ellos: el Comandante  Hugo Chávez Frías.

  Loables resultados

En el Rancho Domingo García Frías nacen cada año cientos de animales de diferente especies entre ellos de la razas equina, de cuya descendencia destacan campeones en ferias ganaderas nacionales  e internacionales que prestigian el desarrollo alcanzado por la genética en este centro.

Árboles con más de 70 años, suelos libres de cualquier tipo de contaminación ambiental y una amplia biodiversidad animal que transita desde pequeñas mariposas hasta  gigantes aves exóticas.

Aire puro se respira  en esta reserva natural en la que el colorido de la vegetación y el canto de las aves indican que la dedicación de los trabajadores de este centro por preservar la naturaleza es recompensada cada día con creces.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre