Un oficio de mucho amor

maricelglez@gmail.com

María Herminia Febles es de esas personas especiales que sorprenden por sus energías, por el optimismo y el mucho amor que deposita en su oficio.

La escuela primaria Camilo Cienfuegos de San José de las Lajas, la sabe maestra y poeta, forjadora de generaciones a las que ofrece conocimientos y valores, experiencias y una ruta para siempre hacer el bien.

Es una mujer que  siempre tiene a flor de piel una sonrisa, y la pasión de los que no creen en obstáculos, porque a la vida dan su mayor fuerza y por ella luchan sin descanso.

A ella se puede ver rodeada de alumnos organizando una actividad cultural, en el aula con la iniciativa dispuesta para despertar el interés de los educandos y afianzar el saber, o en franca conversación con los padres de sus alumnos, en ese empeño de juntos ayudar a crecer a  mejores seres humanos.

Para ella el magisterio fue su mejor elección y cada día requiere de mayor entrega, porque enseñar es un arte y a su decir hay que motivar y a la vez ofrecer un buen ejemplo que inspire y conmueva.

Una operación de cáncer de mama la alejó el tiempo establecido para la recuperación, pero regresó al aula con mayor voluntad, arropada por el cariño de los alumnos de hoy y de los que en otros ayeres estuvieron también en sus aulas.

Familiares y compañeros de labor en esa solidaridad que distingue a cubanas y cubanos animaron el retorno de esta maestra que no desmaya tiempo para seguir haciendo caminos.

Su compromiso con la escuela y los estudiantes es estímulo vital para preservar su sonrisa; la poesía que lleva consigo es ese canto perenne al amor y la amistad, a la patria y sus héroes, a la vida.

Por favor valore el artículo

Artículos relacionados

Deje su respuesta

avatar
  Subscribir  
Notificar