Un mejor Hogar=un bello ocaso

0
18

“La esperanza es el hombre.”

NazimIlikmet 

Hasta el Hogar de Ancianos Juan Vitalio Acuña,de San José de las Lajas llegan los aires de la renovación que trae el proceso inversionista en el municipio. Se trata de una rehabilitación integral sin precedente que transforma poco a poco ese sitio en el lugar idóneo para disfrutar de la vejez.

La mayoría de los abuelos y abuelas que se benefician con los servicios que brinda esta institución de la Salud Pública,tiene la cabeza en las nubes, una trampa que casi siempre pone el tiempo a los seres humanos. Sin embargo, una vez quede concluida la obra sentirán en la piel y en el corazón la bondad del cambio que se abre paso entre los muros que los resguardan y protegen.

Lo hecho

Uno de los objetos de obra más importante concebido en este proyecto iniciado en 2015 es la construcción de la cerca perimetralque hoy se encuentra en fase de terminación. Con la misma se soluciona un asunto pendiente por muchos años en la agenda pública del municipio y sin dudas se fortalece la seguridad que resulta clave en el manejo de los pacientes. Así lo afirmó, la Licenciada Josefina Cruz Fernández, directora del Hogar de Ancianos de la capital de Mayabeque.

“La cerca perimetral ha tenido un gran impacto primero en la estética, en la imagen de la institución y segundo nos beneficia porque estamos en mejores condiciones de velar por la seguridad y el bienestar de los ancianitos que tenemos aquícon cierta demencia y con trastornos siquiátricos.De modo que se eliminó el riesgo de accidentes al dejar delimitada también el área de estancia de la dedicada a los servicios y la recepción de mercancías”.

En la compañía de esta mujer que acumula solamente un año a la cabeza de la institución, pero que tiene el privilegio de ser actor clave en la reconstrucción del Hogar, constaté el avance de los trabajos.

“El segundo proceso de la rehabilitación incluyó la remodelación de la cocina comedor y la compra de una cocina de gas de cuatro hornillas con horno que sustituyó la antigua bien deteriorada por los años de uso”.

“Cambiaron al fin la cocina doméstica por esta otra”, me dijo el cocinero José Ángel García. “Ahora se trabaja con más comodidad. Este fogón sí resiste el peso de la olla de presión y de las cazuelas. La comida ahora se hace rapidísimo”.

El recorrido continuó en el comedor. No tengo la posibilidad de comparar, pero sin dudas la imagen contrasta con la historia pasada que ella cuenta. El comedor es un lugar donde la armonía, la elegancia y el buen gusto se combinan para convertir en gratos los momentos dedicados a la alimentación. Hoy está dotado de un mobiliario más cómodo, en tantola cortinas, manteles y adornos hablan de la voluntad y la buena la iniciativa delos trabajadores.


Lo que se hace

Ahora se encuentra en fase final la reparación de la sala C. Es un dormitorio que según los trabajadores muestra una imagen diferente a la quetuvo en otros tiempos. Hoy está casi listo y solamente quedan pendientes algunos detalles de albañilería, así como en la instalaciones hidráulica y eléctrica.

La carpintería es de aluminio y cristal, las paredes y el piso quedaron enchapados y remozado igualmente está el baño. Para completar la renovación se compraron las camas, colchones, ventiladores y taquillas nuevas que no se encuentran en el lugar, pero son recursos que ya están situados en el municipio. También se instalarán dos de los seis calentadores solares adquiridos para la institución.

La pared exteriorva cambiando poco a poco bajo las manos de un grupo de albañiles de la Unidad Empresarial de Base de Mantenimiento Constructivo. Así pude apreciarlo con la guía de la directora del Hogar de ancianos de San José de las Lajas, Josefina Cruz.

“También se trabaja en el enchape de las paredes de todas las edificaciones hasta un metro de altura. Ese es el objetivo para facilitar la limpieza y mantener la higiene, indispensable para la calidad de vida de los 59 ancianos que tenemos aquí”.

Otra acción que se acomete ahora y debe concretarse en pocos días es la creación de un parque de estar, dijo el ingeniero José Ángel Esponda Rodríguez, director de la Unidad Administrativa Municipal de Salud Pública.

“Reconstruir este parque que hay en el exterior para convertirlo en un área de estar es la meta ahora. Este es el lugar ideal porque aquí hay más amplitud, una temperatura agradable, fresco bajo los árboles. También se pretende que este espacio se dedique a las actividades deportivas y recreativas que se brinden a los abuelos”.

El propósito es rescatar doce bancos que hay en el lugar, repararlos y reubicarlos alrededor del gran rectángulo de piso cementado que se encuentra enlazado por una acera al bloque principal del inmueble. Se trata de un objeto de obra que una vez materializado será como el retoque que otorgará brillo a la fachada de este Hogar, recalcó el especialista quienenumeró otros proyectos de envergadura que tienen entre manos en el municipio, puntualizando queel Hogar es fundamental en los momentos actuales.

“Aunque esta no es la acción constructiva más grande de la Salud Pública en San José de las Lajas este año, sí reviste gran importancia y es una prioridad para las autoridades de municipio. La obra en su conjunto tiene para la construcción y el montaje un respaldo de más de 300 mil pesos en moneda nacional. Pero además cuenta con un monto en pesos convertibles empleados en la compra de mobiliario, los calentadores solares, ventiladores y otros medios de vida”.

 

Lo que falta por hacer

Arsenio Padrino de 74 años lleva 14 años viviendo en el Hogar de ancianos del territorio lajero, y es uno de lospocos adultos acogidos aquí que conserva la lucidez de sus años mozos.

Su mayor privilegio es ser testigo de esta transformación necesaria y afirmósentirse muy feliz con el trabajo que según expresó, “es magnífico para mi Hogar”.

“Es un poco incómodo, pero está quedando precioso. Están empezando de allá para acá, es verdad que es un poco incómodo, algo normal en estas condiciones. Pero verás que cuando terminen esto va a quedar muy bueno”.

En ese futuro promisorio tiene el viejo Padrino puesto sus ojos y sus esperanzas al igual que las autoridades encargadas de velar por el avance de los trabajos y la calidad de los mismos.

Queda todavía un buen trecho para llegar a la meta y poco tiempo para cumplir el compromiso. En el cronograma que causa atrasos debido a la inestabilidad de la fuerza de trabajo, se inscriben dos dormitorios como los objetos de obra de mayor proporción. También está previsto remozar la enfermería y las áreas donde se brindan los servicios de Rehabilitación física y Podología.

Recuperar las redes hidráulicas también es otro momento que requerirá el desempeño de trabajadores avezados en esa tarea nada fácil. El sistema presenta un avanzado deterioro y en más de un sitio se evidencian las fugas de agua. Y no es para menos, aunque la institución fue creada en 1980 este Hogar fue en la década de los años 70 albergue para cañeros y luego Escuela Municipal del Partido Comunista.

La infraestructura del inmueble fue modificada a lo largo de ese tiempo sin embargo, las labores que hoy se ejecutan y las que están por concretarse marcarán una pauta en la historia de esta unidad dedicada a la atención del adulto mayor, insistió Josefina Cruz, directora del Hogar de Ancianos Juan Vitalio Acuña.

“Nuestros abuelos y abuelas tendrán mejores condiciones de vida en un entorno más bello y confortable. Pero también se beneficiarán los trabajadores del servicio y sobre todo las enfermeras, los técnicos y los especialistas que vienen hasta la institución. Aquí los abuelos reciben los servicios de Dermatología, Podología, Psiquiatría, Oftalmología…”

Todo ello es parte del regalo del Estado a aquellos que llegan a la ancianidad sin un respaldo familiar idóneo. Alejados de la realidad por sus padecimientos o por la avanzada edad, los abuelos y abuelas del Hogar de Ancianos de San José de las Lajas apenas se percatan del ajetreo de los constructores, el ruido de la concretera, los martillos, las carretillas y los andamios.

Pero muy pronto, antes de terminar el año, ellos disfrutarán de un ambiente totalmente diferente. Entonces, estoy segura, percibirán de alguna manera las buenas señales que les alegrarán la existencia en el atardecer de sus vidas. Ese es el ocaso humano que puede ser hermoso, hasta casi feliz cuando muchas manos se juntan para construirlo.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre