Tus pulmones constituyen ventanas a la vida

0
17

Un grupo de investigadores del Centro Nacional de Sanidad Agropecuaria (CENSA)  situado en San José de las Lajas, capital de la provincial Mayabeque, asociados a  expertos de las Ciencias  Oncológicas, en España, demuestran que el Surfacen producto patentado en esa casa  de altos estudios, puede ayudar a quienes padezcan esa patología tan común  que para que desencadene deben estar afectados los telómeros,  es decir las estructuras que protegen los cromosomas.

El hallazgo abre nuevas vías al desarrollo de terapias en una enfermedad que, hoy por hoy, no tiene tratamiento efectivo y que afecta a unas 8000 personas en diferentes países del mundo. Esta afección provoca que el tejido del pulmón desarrolle cicatrices que lo vuelvan rígido y dificulten la respiración. A falta de una causa única y determinante, los investigadores recopilan pistas que iluminan distintas partes del problema, una es que la exposición a la radiación, fumar o la polución, aumenta en gran manera el riesgo.

Por su parte las agresiones ambientales desempeñan un papel importante, y además el problema en los telómeros no es la falta de un gen, sino el acortamiento de los mismos  es decir cuando  la célula lo interpreta como un daño irreparable deja de dividirse; si esto ocurre el tejido pulmonar no se regenera, y en cambio se activa un programa de protección contra el daño que incluye la formación de cicatrices, lo que conduciría a la fibrosis.

Así, los investigadores de CENSA desarrollaron un modelo animal que combina el acortamiento prematuro de los telómeros debido a la deficiencia de telomerasa con daños ambientales. Como agente causante de daño recurrieron a la bleomicina, un fármaco que daña el material genético de la célula y frena la división celular a dosis altas, pero que a las dosis bajas usadas por los autores, no es suficiente para producir fibrosis pulmonar en los ratones normales.

Comprobaron que hay una sinergia entre las dosis bajas de bleomicina y el derivado de telómeros cortos. El acortamiento de los telómeros no basta para generar la fibrosis, como tampoco, por lo general, la bleomicina a las bajas dosis usadas, pero ambos factores juntos sí desencadenan la enfermedad.

Las nuevas evidencias, que ponen el foco en los telómeros, encajan bien con el hecho de que la fibrosis pulmonar idiopática solo se da en mayores de 50 años, porque es precisamente en los telómeros donde se manifiesta uno de los principales síntomas celulares del envejecimiento.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre