Se engalana el Mirador de Bacunayagua para recibir el nuevo año

0
15

El puente más alto de Cuba está a punto de quedar como nuevo. Tras muchos meses de intensa y peligrosa faena, un grupo de técnicos y especialistas se adentra en la fase final de su compleja reparación capital.

Pero, mientras ellos asumían ese indispensable enlace de hormigón armado entre Santa Cruz del Norte y Matanzas, en el extremo este de la majestuosa construcción otro colectivo atrae con sus novedades.

Se trata de los trabajadores del Mirador de Bacunayagua, sitio de peculiar belleza por el paisaje y la impresionante altura, que dos catalejos acercan para ver los detalles en la distancia.

Por si fuera poco, súmele la eficiente labor de aquellos entusiastas gastronómicos, eficiencia, además, sostenida día a día.

También son algo muy distintivo las esporádicas visitas de las iguanas que suben por la ladera de la montaña hasta los jardines de la instalación en busca de pan y frutas suministradas por algún visitante para… “ganar su confianza”.

En aquel mirador es común el ir y venir de los hombres y mujeres del centro con la reina de las frutas en sus manos, conteniendo la piña colada que elaboran con un toque casi afrodisíaco, de ahí su gran demanda, pues los turistas cubanos y extranjeros que llegan allí en tránsito hacia y desde Varadero la solicitan sin falta.

La satisfacción del colectivo se multiplicó con el cumplimiento de sus indicadores económicos del año, que precedió el récord de recaudación para un mes, alcanzado en agosto.

Contentos con tantas cosas buenas y la remodelación de la unidad, se aprestan a engalanarla, ante el advenimiento de un nuevo año. ¡Felicidades!

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre