Quehaceres virtuosos en la capital de Mayabeque

0
15

Ajetreo estudiantil marca la diferencia en estos meses con el cierre del curso 2015-2016 en San José de las Lajas.Algunos pequeñines terminan su periodo del círculo infantil para incorporarse al primer año de vida escolar, momento crucial de quienes van dejando atrás la primera fase de la niñez y también por supuesto para los padres y las madres, las abuelas y abuelos que tienen por delante la heroica tarea de contribuir con la enseñanza. 

También asisten a exámenes finales los de la enseñanza primaria y secundaria básica en espera de una nueva etapa estudiantil con metas superiores.Hoy quiero referirme al caso de la estudiante Betty Rodríguez Cabrera, merecedora de la única carrera de Ingeniería Civil destinada a la provincia de Mayabeque y por la cual optó en primer lugar a sabiendas de que debía exhibir excelentes resultados. Cuando conoció la noticia saltó de alegría. 

Ella pasó muchas horas entre libros en busca del conocimiento, empeñada en alcanzar la meta propuesta y lo logró. Hoy se siente satisfecha y plena de felicidad porque ama esa profesión. En septiembre ingresará al Centro Universitario José Antonio Echevarría (CUJAE), donde cursará los 5 años de esta carrera que la convertirá en una profesional. 

Otra de las jóvenes que protagonizaron intensas horas de estudio en estos últimos meses es Mayara Torres Carral, quien después de concluir su carrera de Estudios Socioculturales en la Universidad Agraria “Fructuoso Rodríguez” del territorio defendió magistralmente su tesis “La identidad cultural mayabequense desde la producción audiovisual local”. 

Para Mayara ha sido un paso definitorio en su vida. Concluir un período largo y difícil fue extraordinario. Y lograr con broche de oro el cierre de su carrera fue el mejor regalo que entregó a su madre, quien actualmente cumple misión internacionalista en Bolivia. 

Estos son quehaceres virtuosos. Como dijera el Apóstol “El hombre joven se debe a su Patria”. San José de las Lajas asume tiempos de hazañas, de entrega y amor, porque sus hijos abrazan el futuro.

 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre