Protagonistas  del movimiento obrero saludan Primero de mayo

0
36

Cada día es más representativa la presencia de la mujer cubana en el movimiento obrero. Y es que luego del triunfo de la Revolución en enero de 1959, las féminas han ampliado el diapasón de oportunidades para desenvolverse en cualquier esfera de la sociedad, en muchos casos con notables resultados, como consecuencia de su talento y constancia para dar cumplimiento a cualquier meta que se proponga. 

El gobierno cubano, a su vez, le ha facilitado este crecimiento gracias a la intervención de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), una organización que desarrolla políticas y programas encaminados a lograr el pleno ejercicio de la igualdad de la mujer en todos los ámbitos y niveles de la sociedad. 

En una ocasión, a propósito del ocho de marzo, Día Internacional de la Mujer, Teresa Amarelle Boué, secretaria general de la FMC, se refirió a los nexos de la organización femenina y la Central de trabajadores de Cuba (CTC), pues esta última con sus sindicatos, contribuye de manera palpable y concreta a la unidad necesaria que tenemos que fortalecer a la luz de los acontecimientos y escenarios actuales. 

Señaló que de manera recíproca, en todo el trabajo que hace la organización sindical por los derechos de los trabajadores, está presente la labor de la FMC, y citó como ejemplo el proceso de disponibilidad en los centros laborales.

Por su parte Ulises Guilarte De Nacimiento, secretario general de la CTC, apuntó que no es posible escribir la historia del movimiento sindical cubano posterior a 1959 sin dedicar un espacio a destacar el papel de la mujer como trabajadora y dirigente sindical en la consolidación de nuestro proceso revolucionario. 

El primero de mayo es una de esas efemérides propicias para enaltecer el aporte de las fuerzas femeninas en la sociedad. De aquellas que asumen hoy con destreza y pasión las labores del campo, las que desbordan su capacidad creadora en diferentes manifestaciones de la cultura, las que educan en las aulas y los círculos infantiles y las que nos brindan asistencia médica en los hospitales, policlínicos o consultorios. 

También el Día del Proletariado Mundial es favorable para rendir homenaje a esas que, cual titanes, se enfrentan a una compleja maquinaria en nuestras industrias o dan prueba de su ejemplo y consagración al asumir actividades de dirección en distintos niveles y organizaciones entre las que se encuentra la CTC, organización cubana donde el 70 por ciento de los cuadros profesionales son  mujeres. 

Guilarte de Nacimiento enfatizó en que “es de extraordinaria significación continuar estrechando y articulando una plataforma de acciones que tengan cada día un carácter más creativo e innovador dirigido a cómo sumar a la labor de ambas organizaciones el papel preponderante que siempre han  tenido en nuestra sociedad las mujeres como trabajadoras o en otros ámbitos”.

 

 

 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre