Mosquito en el colimador

0
10

Luisa Manzano vive en Leguina, uno de los más conocidos barrios del municipio de Güines. La limpieza e higiene de su cuadra es tarea que voluntariamente realiza de manera tradicional.

Ante el llamado del General de Ejército Raúl Castro Ruz a velar por la situación epidemiológica del país, la orgullosa ce­derista y federada redobla los esfuerzos junto al resto de la co­munidad.

“Entre todos tenemos que aplicar las medidas orientadas por el Ministerio de Salud Pública para evitar la introducción del zika y la transmisión del dengue y el chikungunya”, afirma.

El operario Gabriel Rodríguez reconoce “la importancia del accionar consciente de las personas; si los especialistas que intervenimos en la campaña recibimos el apoyo de la población las cosas marchan mejor y se eleva el nivel de efectividad de lo que hacemos”.

“Cuando fumigamos es imprescindible que la vivienda permanezca cerrada por 45 minutos, y otra cosa, aplicar las medidas necesarias para que el 100 % de los inmuebles puedan ser visitados en presencia de sus moradores”, asevera Rodríguez.

La provincia trabaja por disminuir el número de focos del mosquito con tratamiento intensivo fundamentalmente en Santa Cruz del Norte, Batabanó, Quivicán, Güines y San José de las Lajas, aunque en el resto de los municipios también se intensifica el control, aseguran las autoridades sanitarias de la provincia.

Subraya la misma fuente que las acciones deben ser organizadas al detalle con vista al máximo empleo de las fuerzas y recursos materiales.

En Mayabeque se refuerzan las medidas de control sanitario, crece la vigilancia al vector, el personal especializado recibe adiestramiento y la comunidad va tomando parte activa en las labores de saneamiento a medida que adquiere claridad sobre el problema.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre