La Granjita Siboney, un sitio pleno de historia

0
22

Existe en Santiago de Cuba un lugar pleno de historia, en él habita la huella de un grupo de jóvenes que decidió no dejar morir al maestro en el año de su centenario e inspirados en su legado gestó el asalto al cuartel Moncada.

Se trata de la Granjita Siboney, ubicada a 13 km ½ de la ciudad, hoy museo que atesora vivencias, valores, la mocedad de aquellos que no entendieron de peligros y sí de un ideal que abrigó sus sueños: Ver a la patria libre

Esta institución visitada por nacionales y foráneos, fue el campamento de los jóvenes que el 26 de julio de 1953 asaltaron la segunda fortaleza más importante de Cuba, ubicada en la indómita región oriental.

Recorrer cada una de las salas de exposición es entrar en contacto con pasajes inolvidables, huellas de la efervescencia de una generación que no claudicó; los preparativos previos al asalto, el desarrollo de la acción y sus consecuencias llegan a visitantes nacionales y foráneos que encuentran en ese sitio una página más de la historia de Cuba.

El museo expone parte del mobiliario original de la casa construida en 1945 y en él habitan un fusil M-1 semiautomático de culata plegable, rifles de tiro deportivo, algunos uniformes, objetos personales de los asaltantes, documentos y llaves de automóviles, además de casquillos y balas de los empleados en las prácticas y el combate respectivamente.

En ese sitio aquel grupo de jóvenes comandados por Fidel anudó sueños, razones y esperanzas conscientes del peligro que implicaba la acción que iban a acometer y convencidos de la urgencia de cambiar el destino de Cuba.

Visitar el museo Granjita Siboney estremece, cada espacio es testigo de la osadía, voluntad, pasión y el valor de aquellos jóvenes que en plena flor de la vida no escatimaron riesgos y emprendieron el camino por la libertad de la patria.

 

 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre