Herederos de la generación del centenario

La juventud cubana ha sido  protagonista de históricas batallas a lo largo de la historia. El triunfo revolucionario en enero de 1959 marcó la ruta a seguir de las nuevas generaciones que tendrían la misión de defender las conquistas del socialismo.

La revolución, el sueño idílico de muchos jóvenes asaltantes de los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes y de tantos otros que ofrendaron sus vidas por alcanzar la verdadera independencia de Cuba, se había alcanzado.

Enfrentaría entonces  la descendencia  de los jóvenes del centenario el desembarco enemigo en Playa Girón (primera derrota del imperialismo en América), el férreo Bloqueo Económico contra Cuba, las maniobras políticas de los gobiernos de los Estados Unidos para derrocar la Revolución, los fallidos intentos de atentados contra nuestros  líderes, entre otros muchos intentos de rendir a este pueblo.

Los jóvenes cubanos participaron también en la batalla de ideas por el rescate del niño Elían González, secuestrado por contrarrevolucionarios en Miami con el apoyo de familiares lejanos. (Hecho por el que se inundaron las plazas cubanas para reclamar la  devolución inmediata a la isla  donde se reuniría  con  su  padre).

En las escuelas en las industrias, en el surco y en las más diversas esferas, esta generación que recibió los restos del Che y le  rindió digno tributo y despidió enardecida  los retos inmortales del Comandante en Jefe, hace solo unos meses,  reafirma con su hacer diario el compromiso con  la historia y con los héroes y mártires de la Gesta del Moncada.

Por favor valore el artículo

Artículos relacionados

Deje su respuesta

avatar
  Subscribir  
Notificar