¡Hasta siempre Comandante!

0
467

El amanecer en el archipiélago cubano, este 26 de noviembre para mí se tornó gris, por la muerte de nuestro líder indiscutible Fidel Castro Ruz. 

Cuando supe de esta triste noticia no podía creerlo pues al crecer bajo el cobijo de ese gran hombre, me era difícil asimilar que esa figura que había inmortalizado ya no estuviera físicamente entre nosotros. 

Muchas de esas virtudes tuve la oportunidad de vivirlas en los años 90, cuando visitó el Instituto Politécnico Amistad Cubano – Soviética, donde cursaba la carrera técnica de Diseño Mecánico. 

En el momento que escribo este sencillo y sentido texto, sigo consternada por esta valiosa perdida. 

Aunque nunca más podamos contar con su presencia física, se mantendrán vigentes sus ideales, sus sueños, la voluntad de luchar contra lo injusto a costa de la propia vida.  Será muy difícil despedirse de este paradigma, aunque sé que ese momento para mí no será un adiós, sino un ¡Hasta siempre Comandante!

 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre