Eterno soldado de la Patria

0
24

La noticia sorprendió la noche de este 25 de noviembre. En voz de Raúl llegó la revelación de la muerte de Fidel. Una vez más Martí, desde su pensamiento se hizo presente: La muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida.

La noticia sorprendió, corrió ligera, y un cúmulo de ideas se juntan en esta fecha que dice adiós un hombre de talla extra.

Se me hace difícil atribuirle el pasado, porque se inscriben en la eternidad quienes a fuerza de corazón y vocación humanista deciden salvar el presente y construir un mejor futuro

Los curas del colegio de Belén vaticinaron muy temprano que el joven Fidel Castro, diestro en los deportes, tenía madera y que no dudaban que de él nacería un artista.

Arquitecto de la historia que cambió el destino de Cuba, incansable, dueño de un verbo directo y una prosa minuciosa, artífice de programas, de sueños que parecían inalcanzables y resultaron importantes conquistas

Respetado por millones de seres humanos que le reconocen símbolo, odiado por impúdicos enemigos que no desmayaron intentos por arrebatarle la vida, terrenal que cautivó con su presencia, dueño de una oratoria exclusiva, apasionado por el periodismo, por la justicia social, estratega y genuino estadista, así será recordado.

La noticia sorprendió la noche de este 25 de noviembre

Fidel ha muerto, pero la muerte no es cierta cuando vive la obra que se ha fraguado con amor y decoro.

Su historia poblada por 90 años de vida no concluye, no tienen derecho a la muerte los eternos soldados de la patria

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre