El guayero atrapa sonrisas

Existen canciones que denotan épocas, voces que se distinguen por su color y personas que poseen la gracia de conjugar a la perfección ambos elementos para anunciar servicios y vender productos al público.

En San José de las Lajas se mantiene vigente la práctica del pregón a través de la destreza del José Alcides Ibar, quien es considerado un símbolo cultural del pueblo y una persona emprendedora que atrapa sonrisas.

El Guayero como todos lo conocen utiliza como herramientas comerciales su propia voz, el detalle pintoresco, la nota picante y el doble sentido.

El Centro Recreativo El Rodeo y las calles de la capital de Mayabeque acogen los pregones de este artista natural, que exhibe sus guayos para el refinamiento de los pies, los cestos para almacenar ropa y otras mercancías.

Al decir del poeta Nicolás Guillén “El pregón es un arte que no todos pueden dominar”, una habilidad heredada de las provincias orientales y que utiliza José Alcides Ibar como modo de expresión y medio de vida.

Los pregones del guayero son una reliquia folclórica y un elemento más de la cultura en la capital de Mayabeque. Más que vender se convierte en un espectáculo sonoro aplaudido por todos.

Por favor valore el artículo

Artículos relacionados

Deje su respuesta

avatar
  Subscribir  
Notificar