El café, ese néctar divino

0
10

El consumo de una o varias tazas de café al día forman parte de la cultura del cubano, costumbre transmitida de generación en generación y que hacen que el cultivo de esta planta constituya unos de los renglones de la economía nacional.

Hay quienes no consideran iniciado el día sin que antes hayan tenido la oportunidad de saborear esta  deliciosa infusión, a la que le atribuyen por su contenido de cafeína cualidades energizantes capaces de preparar  al organismo para la  faena habitual.

Tan arraigada a nuestra tradiciones se encuentra el consumo esta bebida  que ya es un  símbolo de bienvenida en la mayor parte de los hogares cubanos  y un gesto  de agradecimiento en muchos casos el ser invitado a degustar un buchito de café.

San José de las Lajas posee entre sus múltiples industrias una torrefactora. Bajo el sello Hola, las producciones de esta fábrica ascienden a las 38, 5 toneladas mensuales para la distribución en la canasta básica y el consumo social cuya calidad se prioriza este año con la inclusión en su mezcla de café Robusta ciento por ciento cubano con características superiores a los utilizados en años anteriores.

El café a nivel mundial se aprovecha en la fabricación de helados, dulces, confituras y licores, así como en la medicina como diurético y estimulante del sistema nervioso central, empleo al que se suma Cuba dando también este sabor adisímiles producciones.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre