Che Guevara: un hombre de inmensa estatura

0
9

Familia GuevaraCada anécdota me revela a un hombre de mayor estatura, previsor, valiente y con un gran sentido del deber, que se extendía más allá del compromiso que emana ineludiblemente con los   suyos.

Así,  con esa sutileza digna de los que no pueden morir porque han dejado una huella que el paso del tiempo lejos de borrar afianza, me entrega Aleidita, una de  las hija del Che una nueva imagen de su padre en una reciente entrevista con motivo del cumpleaños del líder histórico de la Revolución Cubana. 

El Guerrillero Heroico avizoró que podía no volver de otros lares en el que la misión de hacer pueblos libres lo impulsaba y preparó a  su familia para este momento en su carta de despedida antes de partir de Cuba a tierras bolivianas con la grandeza que solo un verdadero hombre de estirpe podría hacerlo.

Queridos Hildita, Aleidita, Camilo, Celia y Ernesto:

Si alguna vez tienen que leer esta carta, será porque yo no esté entre Uds. Casi no se acordarán de mí y los más chiquitos no recordarán nada. Su padre ha sido un hombre que actúa como piensa y, seguro, ha sido leal a sus convicciones. Crezcan como buenos revolucionarios. Estudien mucho para poder dominar la técnica que permite dominar la naturaleza. Acuérdense que la revolución es lo importante y que cada uno de nosotros, solo, no vale nada. Sobre todo, sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario.

Hasta siempre hijitos, espero verlos todavía. Un beso grandote y un gran abrazo de Papá

Así, con el compromiso de no fallarle a su padre recordó en ese diálogo Aleidita el momento en que supo la noticia del deceso del hombre que le dio la vida, ocasión en la pese a su corta edad tuvo el deber de consolar a su madre. Una historia quizás muchas veces contadas, pero que cada año cobra una mayor emotividad y acrecienta el orgullo de ser herederos de hombres que como el Che, escribieron páginas memorables.

 Con la evocación de los que lo conocieron surge ante mí una nueva imagen del guerrillero de tantas batallas, del hombre que no quebrantó, leal a sus ideales, con una estatura que supera la talla humana: Ernesto Guevara de la Serna, nuestro Che. 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre