Baraguá: rebeldía y decoro

0
16

Nunca en la historia de un país una protesta había trascendido tanto como aquella en Mangos de Baraguá.Cuentan los historiadores que Martínez Campos trató de leer el documento, pero Maceo le salió al paso con voz fuerte: Guarde usted ese documento, que no queremos saber de él.

Esta negativa a aceptar el convenio de paz conocido como Pacto del Zanjón  fue liderada por el mayor general Antonio Maceo, otros altos jefes, oficiales y tropas orientales a su mando, protagonizada en territorio oriental, el 15 de marzo de 1878

La Revolución había perdido mucho vigor. Pero Maceo se sobrepone por encima de todos. Proclama su posición irrevocable de combatir. Su conducta ejemplar arrastra a jefes, oficiales y soldados. Reanima el patriotismo y la entrega a la causa patria. 

Antonio Maceo fue un soldado por excelencia, caracterizado por el orden y la disciplina por ello se aparta de las fracciones existentes y se dedica de forma total a combatir (en todo momento y en el lugar que le corresponde) a las fuerzas armadas de la metrópoli que sembraban muerte, hambre y terror a lo largo de toda la Isla.

La heroica actitud asumida por Maceo y la tropa bajo su mando ante el vergonzoso acto fue muy importante para el futuro de nuestra patria. 

Trascendental, por lo valiente, por lo oportuno y firme de los planteamientos, pues no solo consolidó el pensamiento revolucionario cubano en momentos de profunda crisis moral sino que reafirmó los objetivos básicos de la rebeldía nacional: la independencia de Cuba y la libertad de los esclavos

Baraguá constituyó la reafirmación expresa del amor a la independencia y a la justicia social. Con su actitud, Maceo y sus seguidores, a la vez que salvaron su honor de combatientes enaltecieron el de Cuba, legando a las generaciones posteriores la posibilidad de proclamar con orgullo que, desde el primer empeño, los revolucionarios cubanos jamás han sido vencidos ni derrotados.

Hay hombres, nos dijo José Martí, que llevan en sí el decoro de muchos hombres. “Esos son los que se rebelan con fuerzas terribles contra los que les roban a los pueblos su libertad, que es robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres. Va un pueblo entero, va la dignidad humana”.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre