A 63 años de una gesta

0
9

El 26 de julio Cuba arribará al aniversario 63 de los sucesos acaecidos en igual fecha de 1953, en las ciudades de Santiago de Cuba y Bayamo, cuando un grupo de jóvenes decidió inscribir una nueva página de heroísmo en la historia.

Aún el hecho estremece a quienes fueron testigo de aquel acontecimiento, lo inesperado, despertó a quienes sin saber que sucedía descubrieron horas después que estaba despierta una juventud plena de sueños, resuelta a un camino sin retroceso.

Los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes no lograron sus objetivos cimeros pero marcaron el rumbo a la lucha definitiva por la liberación nacional.

Previo al asalto a la segunda mayor fortaleza del país, el cuartel Moncada, los jóvenes, reunidos en la Granjita Siboney, asumieron el compromiso con la patria de luchar por su libertad y así lo reflejaron en el manifiesto concebido para esa acción.

La juventud de entonces, decidida a no dejar morir al maestro en el año de su centenario, dispuso aunar sus fuerzas para honrar con sacrificio y triunfo, el sueño de Martí.

Más de seis décadas han transcurrido desde entonces y el programa emanado de aquella gesta puesto en práctica desde enero de 1959 tributa sus logros al heroísmo de la Generación del Centenario.

La historia no se olvida, está ahí y duele, duele todavía la mocedad que quedó inerte, duelen los anhelos de aquellos que se hicieron a un ideal al precio de sus vidas por el presente que hoy habitamos.

Hablar del 26 de julio, es también hacer un alto y meditar, no se trata de repetir lo que sucedió aquel día, se trata de pensar cada vez más cómo honrar a quienes sacrificaron todo por un sueño, ese que hoy vivimos las generaciones que llegamos después.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre