Vivan los bebés

0
21

La maternidad es un acto sagrado. Cuando nace un niño o una niña, la vida cambia para bien. En la familia se vuelcan todos los esfuerzos para dar bienestar y salud al pequeño miembro que ha llegado al hogar.

Los bebés son sin duda alguna un antídoto contra el estrés y el aburrimiento. Cuando te regalan una sonrisa el mundo se colorea de rosas, se olvidan las carencias y los pesares. Te abrazan y te deshaces ante sus caricias. Y si estás angustiado por el peso del trabajo, recurre a uno de sus trucos para animarte y ya verás el resultado. Son maravillosos sus ruidos y carreritas por la casa. Y sobre todo, cuando con brillo en los ojitos, te dicen te amo.

En Cuba, se prioriza al recién nacido. Desde el primer día recibe 5 bolsas de leche en polvo con vitaminas, independientemente de si se alimenta o no con leche materna, producto recomendado insistentemente por los expertos en los primeros meses.  En las instituciones de salud estos chiquitines tienen prioridad y reciben la atención del Pediatra de inmediato.

Tienen además, un ciclo de vacunas totalmente garantizado, incluyendo la de la polio con dos dosis. El nacimiento de un bebé y su cuidado es uno de los indicadores que con más fuerza se discute en los encuentros de los integrantes del Programa Materno Infantil (PAMI).

Los indicadores de nacimiento y mortalidad, la labor de neonatólogos, la atención sistemática de enfermeros y médicos de la familia, la funcionabilidad de los hogares en que se desarrollan, garantizan un crecimiento adecuado.

San José de las Lajas, capital de Mayabeque, asume bien la responsabilidad ante estos pequeños lajeritos que son los relevos e impulsores de la vida en esta localidad. 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre