Violencia inadvertida

La violencia hacia las mujeres constituye un problema social. Esta se manifiesta de diversas formas, algunas se hacen evidentes por las marcas físicas, otras se muestran muy sutiles, apenas visibles, yacen bajo prejuicios y falsas creencias.

Seguramente usted ha escuchado en más de una ocasión expresiones como: “los hombres se ponen violentos cuando beben”, ¨ si me cela es porque me quiere¨ o “entre marido y mujer nadie se debe meter”, mitos como estos exponen una triste realidad: la violencia y el maltrato ejercido hacia las féminas pasa en ocasiones inadvertido y en el peor de los casos es aún justificado por algunas personas.

En el año 2016, el Centro de Estudios de la Mujer de la Federación de Mujeres Cubanas y el Centro de Estudios de Población y Desarrollo (CEPDE) de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) realizaron la Encuesta Nacional sobre Igualdad de Género.

El 39,6 % de las féminas y el 43 % de los varones estimaban que la agresión al cónyuge es problema interno de la pareja y que nadie debe inmiscuirse.

Gran parte de la población en el estudio no culpabiliza a las mujeres por hechos de maltrato o violación, aunque, el 67 % de las personas sostiene la creencia de que el consumo de alcohol constituye una de las causas de la crueldad y el 60,6 % piensa que “la mujer que soporta el maltrato es porque le gusta y no por miedo”.

A pesar de ello, aproximadamente el 80 % de los encuestados no justificaban la brutalidad contra ninguno de los dos sexos y en su mayoría lo consideraban un asunto social y no privado.

La violencia va más allá del maltrato físico o verbal al que se vea sometida una mujer; significa otras formas de violencia que tal vez pasan inadvertidas como son  los gritos, los silencios, las amenazas, las prohibiciones.

Lo preocupante es que existan personas que crean que estos comportamientos son normales en las relaciones de parejas, cuando realmente constituyen mitos que justifican la agresión.

En Cuba se dan pasos firmes para visibilizar este tema. Se realizan campañas educativas, se promueve la equidad de género y las mujeres cubanas son respaldadas con todos sus derechos. Existen además diversas instituciones a las cuales dirigirse en casos de violencia : las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia pertenecientes a la Federación de Mujeres Cubanas, la  Policía Nacional Revolucionaria, y  la Fiscalía.

Sin embargo pienso que todavía queda un largo camino por andar, la meta principal está en crear una mayor conciencia.En esta importante tarea todos debemos participar: las instituciones, las familias, los medios de prensa, toda la sociedad.

 

 

Violencia inadvertida
4.5 (90%) 4 votes

Artículos relacionados

Deje su respuesta

avatar
  Subscribir  
Notificar