Villa Clara es el cuarto clasificado a play offs de la pelota cubana

0
13

 Andy SarduyEl vigente campeón nacional Villa Clara tuvo que sacar a relucir toda su jerarquía para vencer la noche de este martes 8×2 a Holguín y agenciarse el último boleto a la postemporada de la Serie Nacional de Béisbol 53 de la pelota cubana.

Los Naranjas, que necesitaban una victoria en sus últimos tres desafíos disputados en el Calixto García de la capital holguinera, dieron un golpe sobre la mesa tras caer en los dos juegos previos y quedar al borde del abismo.

El partido era a todo o nada. El ganador garantizaría su presencia en la etapa de juegos extra, por lo que la tensión llegaba a límites insospechados y solo Villa Clara pudo manejarla con prudencia, pese a su inestable rendimiento en las últimas semanas, que le costó sufrir ocho derrotas en los últimos 15 juegos.

Ismel Jiménez, uno de los abridores de Cuba en el III Clásico Mundial y refuerzo de Villa Clara para la segunda parte de la Serie, se acreditó el triunfo, su décimo en la temporada.

El derecho mandó a callar así a un sinnúmero de críticos que martillaban a diario sus pobres prestaciones en la campaña.

En total, Jiménez caminó seis entradas y un tercio, en las que permitió cuatro hits, repartió ocho ponches, no regaló boletos y le marcaron solo una carrera sucia.

Curiosamente, el mejor bateador villaclareño en la velada fue su noveno hombre del lineup, el segunda base Andy Sarduy, quien ligó sencillo y doble en cuatro oportunidades, con tres impulsadas, aunque fue secundado por el tercera base Yeniet Pérez (dos sencillos y un jonrón, una empujada y tres anotadas).

De esta manera, Villa Clara se unió a Matanzas, Pinar del Río e Industriales en la fiesta de la postemporada del béisbol cubano, que comenzará mañana jueves.

Los dirigidos por Ramón Moré serán huéspedes del líder Matanzas en el parque Victoria de Girón, mientras Pinar recibirá a Industriales en el Capitán San Luis.

Finalmente, la tabla de posiciones de la etapa regular del Campeonato Cubano quedó así: Matanzas (57-30), Pinar (52-35), Industriales (51-36), Villa Clara (50-37), el aguerrido Holguín (48-39), Artemisa (42-44), Isla de la Juventud (40-46) y el decepcionante Santiago de Cuba (36-51).

El antesalista de Isla de la Juventud Michel Enríquez ganó el título de bateo por tercera ocasión en su carrera de 16 temporadas, esta vez con .367, mientras el industrialista Yulieski Gourriel conquistó el cetro de cuadrangulares, con 16, y el de carreras impulsadas (69), en este último acápite empatado con el jardinero del Matanzas Yadiel Hernández.

Entre los lanzadores, la sensación fue el derecho pinareño Yosvani Torres, máximo ganador del torneo, con 15 triunfos (solo tres derrotas), y cuarto en promedio de efectividad (1.71) y ponches, con (88). El líder en carreras limpias fue el zurdo Yasmani Hernández, con 1.66, mientras el derecho Norge Luis Ruiz comando a los ponchadores, con 94.

Ahora solo resta esperar por el play-ball de los playoffs, la gran fiesta del deporte en Cuba, a la cual llegan tres de los cuatro grandes de la pelota nacional más el dinámico conjunto Matanzas de Víctor Mesa.

(Con información de Prensa Latina)

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre