Unión de Jóvenes Comunistas

0
8

Unión de Jóvenes Comunistas (en siglas UJC). Es la organización política de vanguardia de la juventud cubana, es la organización juvenil del Partido Comunista de Cuba (PCC) y la principal cantera para el ingreso a sus filas, forjada en la concepción marxista-leninista, las ideas y la práctica del pensamiento de Maceo, Martí, Camilo, el Che y Fidel; es heredera y continuadora de las tradiciones de lucha de los jóvenes cubanos que, a lo largo de la historia, han sido parte esencial de la avanzada revolucionaria, como lo mostró la actitud de los Cinco Héroes, genuinos representantes de las generaciones formadas por la Revolución.

La Unión de Jóvenes Comunistas mantiene relaciones con 218 organizaciones de diferentes partes del mundo y está afiliada a la Federación Mundial de Juventudes Democráticas; a su vez desarrolla vínculos con otras 14 organizaciones internacionales. La primera secretaria de la organización es Yuniasky Crespo Baquero.

Con respecto a las características de la organización de los jóvenes cubanos, el Che expresó:

“La Unión de Jóvenes Comunistas tiene que definirse con una sola palabra: vanguardia. Ustedes, compañeros, deben ser la vanguardia de todos los movimientos. Los primeros en estar dispuestos para los sacrificios que la revolución demande, cualquiera que sea la índole de esos sacrificios. Los primeros en el trabajo. Los primeros en el estudio. Los primeros en la defensa del país.”

Del 30 de marzo al 4 de abril de 1962 sesionó el Primer Congreso de la Asociación de Jóvenes Rebeldes, que como agrupación unitaria de la juventud cubana se había ido desarrollando en la medida en que avanzaba y se profundizaba la Revolución, y era ya la indiscutible vanguardia entre las más nuevas generaciones de obreros, estudiantes y campesinos.

En la jornada de clausura del Congreso, Fidel propuso, y los delegados acordaron por unanimidad, adoptar el nombre de UJC. No constituyó un mero formalismo este cambio de denominación, como se aclaró entonces y se ha reiterado en la práctica a lo largo de los años, sino la expresión de la voluntad de la juventud de construir el socialismo a solo 90 millas del imperialismo, voluntad que se mantiene hoy y que se patentiza en cada nuevo congreso de la organización.

El ingreso a la UJC es de carácter voluntario y selectivo. En ella militan más de 500 000 jóvenes y la proyección de su trabajo va más allá de sus miembros, está dirigida a toda la población joven del país. Está estructurada a lo largo del país, y para dirigir los trabajos entre congreso y congreso cuenta con un Comité Nacional y un Buró Nacional, este último integrado por 26 personas.

Su objetivo es asegurar la unidad de los jóvenes cubanos, movilizarlos en torno a la Revolución socialista y contribuir a su educación. Estos principios rectores de la organización no sólo son para su membresía, sino también los extiende a toda la juventud, la cual representa y vela por sus intereses. Esta organización política, posee prerrogativas constitucionales en materia de política de juventud, representando al Estado cubano en los organismos internacionales relacionados con este sector de la población.

Hoy la UJC mantiene relaciones con 218 organizaciones de diferentes partes del mundo y está afiliada a la Federación Mundial de Juventudes Democráticas; a su vez desarrolla vínculos con otras 14 organizaciones internacionales.

En la clausura del Noveno Congreso de la UJC[2] el General de Ejército Raúl Castro expresó a los jóvenes asistentes al magno evento:

La juventud cubana está llamada a tomar el relevo de la generación fundadora de la Revolución y para conducir la gran fuerza de las masas requiere de una vanguardia que convenza y movilice (…)Los jóvenes revolucionarios cubanos comprenden perfectamente que para preservar la Revolución y el Socialismo y continuar siendo dignos y libres tienen por delante muchos años más de lucha y sacrificios.

Raúl Castro, 4 de abril de 2010[3]

El trabajo de la UJC

La Unión de Jóvenes Comunistas desempeña su misión con los niños, adolescentes y jóvenes, a través del trabajo directo de los militantes y de la Organización de Pioneros José Martí (OPJM), la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM), la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y los movimientos juveniles, la Asociación Hermanos Saíz (AHS), la Brigadas Técnicas Juveniles (BTJ) y el Movimiento Juvenil Martiano (MJM) que aceptan libre y conscientemente su conducción política, a las cuales orienta y controla sobre la base del respeto a su funcionamiento autónomo y a su independencia orgánica.

Misión

Contribuir a la educación comunista de las nuevas generaciones, sustentada en el patriotismo, la fidelidad al Partido Comunista de Cuba, la defensa de los más altos valores humanos, el aporte al desarrollo económico y social del país y en el espíritu profundamente antiimperialista e internacionalista que ha distinguido a la Revolución Cubana; propicia la participación creadora, consciente y entusiasta de todos los niños adolescentes y jóvenes en la construcción del Socialismo, expresada en el estudio, el trabajo, y la defensa de la Patria, simbolizados en su emblema a través del ejemplo de Mella, Camilo y el Che.

Como vanguardia de la juventud cubana:

  • Defiende el socialismo como única opción de desarrollo, justicia social y democracia, en una patria independiente, que preserva la dignidad y libertad de los cubanos.
  • Asume el principio de no claudicar jamás frente a las amenazas y las acciones crecientes del imperialismo y de los enemigos de la Revolución, dentro y fuera del país.
  • Defiende la unidad sobre la base del respeto a la pluralidad de puntos de vista en el seno de la Organización y fuera de ella, en aras de que prevalezca siempre la honestidad, la honradez, la valentía política, la objetividad en los análisis y que estos reflejen, con sentido del momento histórico, desde su perspectiva y enfoques propios, los valores, las luchas y condiciones de nuestra sociedad.
  • Es internacionalista y profundamente solidaria con las causas más justas de todos los pueblos, con sus compañeros de fila y con el resto de la sociedad.
  • Participa activamente en el desarrollo económico y social del país, convencida de la importancia de la batalla económica en la sostenibilidad y preservación de nuestro sistema social.
  • Asume la responsabilidad de dar continuidad a la Revolución y al modelo socialista, forjado por varias generaciones de cubanos, el que representa una alternativa para los pueblos ante el sistema capitalista imperante en el mundo y que contribuye a la unidad latinoamericana.

Organización de la UJC

La Unión de Jóvenes Comunistas establece en sus estatutos aprobados en el 2004 durante su VIII congreso, que la organización está estructurada de la siguiente manera:

Congreso

Se reúne cada 4 años, en el participan delegados de todas las provincias del país, incluyendo al municipio especial Isla de la Juventud. En el se designa al Comité Nacional, al Buró nacional, se elaboran los estatutos y los reglamentos internos.

Buró Nacional

Está presidido por un Primer Secretario, lo integran entre 10 y 15 miembros. Es el encargado de la dirección de la organización mientras el Comité nacional no se reúna. Existen en cada provincia y municipio, un buró provincial y un buró municipal.

Comité nacional

Se reúne dos veces al año, en las provincias tres veces al año y en los municipios hasta 4 veces. Es el encargado de la dirección de la organización dentro de la etapa entre congresos. En las provincias se establecen los Comité Provinciales y en los municipios, los Municipales.

Ingreso a la Organización

El ingreso es de carácter voluntario y selectivo. En ella militan más de 500 000 jóvenes y la proyección de su trabajo va más allá de sus miembros, está dirigida a toda la población joven del país.

El ingreso en la organización es en edades comprendidas entre los 15 y los 30 años. En el caso de los de 15 años, se les otorga el carné sólo a aquellos que presentan una excepcional conducta ante el estudio, el trabajo, y su desarrollo principalmente como estudiante. Actualmente cuenta con más de 600 mil militantes.

El emblema de la UJC se exhibió por primera vez en el podio utilizado por el Comandante en Jefe Fidel Castro en la clausura del Primer Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas, el 4 de abril de 1962, donde propuso —y los delegados acordaron por unanimidad— que la organización adoptara ese nombre.

En su edición del 19 de octubre de 1964, la revista Mella, que fuera órgano de la Asociación de Jóvenes Rebeldes (AJR), precursora de la UJC, se refirió al contexto en que, en 1962, cobró vida el logotipo que identifica desde entonces a la organización.

Se convocó a un concurso nacional, pero no se obtuvo el resultado deseado. Entonces se entregó la tarea a Virgilio Martínez, director artístico de la revista, quien procedía de la Juventud Socialista y había luchado contra Batista como dibujante (…) Él, junto a Marcos Behmaras, había creado al perro Pucho, una mascota que la juventud hizo suya.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre