Una heroína a toda prueba

0
15

“Nunca fue puesto en un lugar tan alto de heroísmo y dignidad el nombre de la mujer cubana”. Con tal expresión Fidel Castro recuerda en su alegato La historia me absolverá, la actitud de Haydée Santamaría Cuadrado, una de las pocas mujeres entregadas a los sucesos del 26 de julio de 1953. 

La heroína del Moncada nació en la antigua provincia Las Villas, el 30 de diciembre de 1923, en el central Constancia, hoy Abel Santamaría en Encrucijada. 

Su sensible corazón se agitaba con los problemas sociales, a tal punto que para combatirlos ingresa en las filas de la Juventud Ortodoxa liderada por Eduardo Chibás. 

Tras el golpe de Estado del 10 de marzo de 1952 junto a su hermano Abel Santamaría y otros compañeros edita los periódicos clandestinos “Son los mismos” y “El Acusador”. 

Haydée Santamaría Cuadrado participó en las acciones del 26 de julio de 1953 y junto a Abel ocupó el Hospital Civil Saturnino Lora con el objetivo de apoyar a los asaltantes del Cuartel Moncada. 

En plena acción fue detenida y para hacerla delatar a sus compañeros, le comentaron que su hermano y su novio habían sido torturados y asesinados después del combate. Para lograr su confesión le mostraron un ojo de Abel y los restos de los genitales de su novio Boris Luis Santa Coloma. 

Pero aun con coraje y dolor su reacción fue bien firme al solo pronunciar las siguientes palabras: “morir por la patria es vivir”. 

Tras su liberación fundó e integró la dirección nacional del Movimiento 26 de julio. Apoyó las acciones del destacamento guerrillero en la Sierra Maestra, obtuvo fondos y armas para los revolucionarios en el exterior y después del primero de enero de 1959 fundó el Partido Unido de la Revolución Socialista de Cuba y más tarde el Partido Comunista de Cuba. 

Haydée Santamaría Cuadrado trabajó en el Ministerio de Educación y decidió el devenir cultural de Cuba tras la fundación y dirección de la Casa de las Américas.Fue una guerrillera y política cubana, una heroína de la República de Cuba, la heroína del Moncada, una heroína a toda prueba.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre