Una genuina donación por amor a la vida

0
22

Ariel un joven de 25 años forma parte de los 340 000 donantes voluntarios de sangre sistemáticos con que cuenta Cuba. 

El ser parte de este programa es muy importante para él, porque una oportuna transfusión de sangre le salvó la vida tras sufrir serias lesiones en un accidente automovilístico a la edad de 10 años. 

Después de su recuperación los especialistas le explicaron a él y a sus padres lo decisivo de esa donación de sangre ya que el niño tiene un grupo sanguíneo muy difícil.          

Desde ese momento Ariel decidió convertirse en donante voluntario al cumplir los 18 años y así lo hizo. 

Durante mucho tiempo investigó sobre el tema y cuál fue su asombro al conocer que con una sola donación podía salvar 3 vidas como promedio, dato que demuestra lo esencial de este elemento y especialmente a los casos de accidentados.

Este gesto desinteresado de Ariel lo ennoblece ya que sin saber a quién beneficia, pone parte de sí a disposición del bien común.  

 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre