Una experiencia vital: Consulta Popular

0
85
publicacion twitter Antonio Dominguez

Tras 14 semanas de reuniones en colectivos laborales, estudiantiles, y en barrios de la mayor de las Antillas finaliza hoy la consulta popular sobre el proyecto de una nueva Constitución para Cuba, proceso que inició el pasado 13 de agosto.

El proyecto de ley de leyes aprobado el 22 de julio por la Asamblea Nacional del Poder Popular revela el carácter irrevocable de nuestro sistema social y signa el papel rector del Partido Comunista.

El debate sobre el texto ha sido profundo y evidencia el carácter democrático del proceso que ha contado con valiosas propuestas de modificación, adiciones y también eliminaciones.

El documento objeto de análisis constituye una reforma total de la carta magna vigente desde 1976, al presentar cambios en la estructura del Estado, la ampliación de derechos individuales, el reconocimiento del mercado y la propiedad privada, y el fortalecimiento del poder popular desde la base.

La consulta convocada para enriquecer nuestra Carta Magna despertó el interés de la población desde que se dio a conocer la noticia y devino atinados encuentros en que los participantes demostraron madurez, sentido de pertenencia y confianza en la Revolución que siempre cuenta con el pueblo.

En Cuba han existido siete constituciones, cuatro de ellas durante la República en Armas, la de Guáimaro en 1869, la de Baraguá en 1878, la de Jimaguayú en 1895 y la de La Yaya en 1897.

Durante la República Neocolonial, la de 1901 y la de 1940, y en Revolución, la de 1976, proclamada el 24 de febrero de ese año y reconocida como la primera constitución socialista del hemisferio occidental. Esta Constitución, vigente tuvo dos reformas en 1992 y en el 2002.

Con la conclusión de este proceso de consulta popular finaliza también una probada experiencia que autentica la democracia en Cuba, donde todos han sido partícipes de un análisis que apunta a la integralidad de la Carta Magna.

Opiniones a favor, propuestas esclarecedoras, desacuerdos con alguna especificidad, valiosas intervenciones que constituyen la voz del pueblo, imprescindible en el camino de la Revolución, fiel al legado martiano, que anima a trabajar con todos y para el bien de todos.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre