Un himno, la radio y la historia

Desde niña escuché y aprendí el Himno del 26 de julio. En mi escuela primaria número 45 Miguel Ángel Cano allá en mi ciudad natal Santiago de Cuba, niños y niñas cantamos en matutinos esa melodía tan abrazada a la historia de #Cuba.

Mis maestras de entonces, hablaban del himno, de su historia, de quien lo había compuesto y como después devino marcha que acompañaría grandes acontecimientos.

A la vuelta del tiempo, ya periodista, conocí a Agustín Díaz Cartaya, su autor, en ocasión de conmemorarseen Artemisa  la Gesta del Moncada.

Contó que Fidel le había encomendado que compusiera un himno para el movimiento, la idea fue compartida durante una práctica de tiros y además la propuesta fue solicitada con premura.

La historia abriga la significación de ese hecho, el himno del 26deJulio quedó listo antes del asalto y arropó a los jóvenes revolucionarios que inscribieron una página de heroicidad al demostrar que no solo era rebeldía, sino la voluntad de una generación dispuesta a todo por la libertad de la patria.

La radio y el 26 de julio

Posterior a los sucesos del #26deJulio  la radio también irrumpió en el latir de ese tiempo, apegada al sentimiento de justicia.

En Santiago de Cuba, la revolucionaria Gloria Cuadra, comentarista de la emisora CMKC, estuvo presente en el juicio por los sucesos del Moncada que comenzó el 21 de septiembre de 1953.Ella figuró entre  los pocos espectadores de aquel proceso, acontecimiento que marcó profundamente su vida.

A Gloria tuve la oportunidad de conocerla en mi época de estudiante. Su pasión por el periodismo y el amor a la Revolución, a Fidel y a Frank asomaban en cada palabra, en cada anécdota que develaba una época prendada para siempre en su memoria y en el corazón.

Me comentó del Frente de Mujeres Cubanas que había fundado, de su nombramiento como secretaria de Agitación y Propaganda del Movimiento 26 de julio y de su faena como periodista de la radio, desde donde combatió con tamaña energía al régimen batistiano.

Fue el periódico radial “Cuba Libre” de la emisora  santiaguera CMKC  la principal tribuna del movimiento 26 de julio, desde allí vibró la palabra precisa, el más profundo sentimiento de justicia y de esperanza por un futuro mejor. La voz de Gloria llegó a los oyentes de manera clara, digna, segura e inmediata con la verdad inscrita como fiel testigo de su tiempo.

Del llano a la Sierra, el himno del 26

La Sierra Maestra acogió a los revolucionarios comandados por Fidel que no renunciaron al camino de la libertad. Desde allí continuó la lucha por la definitiva independencia de Cuba, y para entonces también Fidel precisó del himno compuesto para el 26 de julio. La tarea de primer orden era la grabación del mismo para que pudiera transmitirse por la emisora Radio Rebelde.

Fue la emisora Radio Cadena Habana el sitio donde se grabó y el músico Carlos Faxas el responsable de dirigir la grabación el 15 de febrero de 1957.

“Grabarlo fue difícil. Yo tenía un cuarteto masculino y pensé que con las voces de los hombres se escucharía fuerte pero dos de ellos no quisieron implicarse en aquello, así se me ocurrió incorporar dos voces femeninas, las de Sonia Aragón y Manón de Asper, porque no se concibe una Revolución sin la presencia de la mujer”… Me satisface haberlo hecho, pero no hice más que cumplir con un mandato de mi conciencia, como militante del Movimiento 26 de Julio[1]

A 64 años de la Gesta del Moncada, una mirada al suceso que inscribió en la historia el día de la rebeldía. La creación de un himno que trasciende hasta nuestros días como canto de pueblo, voz de combate y de esperanza. La presencia de la radio, auténtica siempre, exclusiva en el arte de decir, firme y fiel a su tiempo.

Por favor valore el artículo

Artículos relacionados

Deje su comentario

19 − 5 =