Un acontecimiento que cambia la vida

0
11

Ismarys y Josué a sus 15 años ya son padres de un hermoso bebé. Quedaron atrás los sueños de adolescentes: ella, estudiar la carrera de Medicina y él, convertirse en Ingeniero Industrial. En lo adelante, el pequeño Ismael será el eje central de sus vidas.

Ahora los viajes a la playa, las excursiones  la lectura de un buen libro y compartir ratos de esparcimiento con los amigos, serán sustituidos por la alimentación y cuidado del niño, las consultas al pediatra y las interminables noches de insomnio.

Al escuchar esta historia algunos pensarán ¿Qué mala jugada del destino? Sin embargo, el destino poco o nada influyó en esta situación. La poca orientación sexual, la falta de comunicación y confianza con los mayores entre otros factores son las verdaderas causas.

En casos como estos, la familia juega un papel decisivo porque al mirar a sus hijos con los ojos del corazón, no reparan en su rápido desarrollo y crecimiento, los ven siempre como niños y olvidan que el dialogo sobre diferentes temas como la sexualidad, el uso del condón y otros, también son necesarios e imprescindibles en esa nueva etapa de la vida.

Los programas educativos sobre la sexualidad serían otro apoyo para la familia, pero en la actualidad estos no despiertan en los jóvenes una percepción de riesgo sobre la importancia de prepararse física y mentalmente para iniciar una vida sexual activa y enfrentara de forma segura.

Sin dudas, deben ser más creativos y reflejo de la juventud de hoy.

Preparar a los adolescentes para la vida es una tarea difícil pero no imposible. La capacitación  de los padres sobre esta temática será esencial para evitar que, otros como Ismarys y Josué, cambien sus sueños a los 15 años de edad.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre