Erotización temprana, un fenómeno cada vez más cotidiano

Uñas postizas, ropas excesivamente ajustadas, maquillaje exagerado, peinados exuberantes, blusas desmesuradamente escotadas, tacones altos, tatuajes, son ya comunes en niñas y adolescentes. En un círculo infantil, no resultará rara la coreografía donde una pretendida bailarina de 3 o 4 años de edad, ensaya movimientos pélvicos a prueba de energía atómica.

Leer más...