El teatro cubano está muy lejos de morir

El teatro cubano verifica recuentos cada 22 de enero, en su inacabable compromiso con la identidad de millones de hermanos. Fue dura aquella jornada de 1869 en La Habana, como el parto mismo de un pueblo ya insurgente en los confines del Oriente. Los habaneros pagaron entonces muy cara la osadía de extender un mensaje de identidad patriótica. Para aquel día quedarían registrados todos los simbolismos.

Leer más...