Martí y Gómez: El abrazo

Era septiembre de 1892. El Partido Revolucionario Cubano refrendaba en la obra de su Delegado la infinitud estratégica en tan solo cinco meses de fundado. En elección democrática, las emigraciones decidieron que el General Máximo Gómez fuera el jefe militar de la guerra que se preparaba. Y a República Dominicana marchaba José Martí a informarle al viejo guerrero la voluntad de los patriotas. Y, por supuesto, a pedirle que aceptara.

Leer más...

El modo seguro de continuar viviendo

Escribió en célebre drama José Martí que “nunca está el hombre más cerca de la vida, que cuando está cercano su morir”. Tras largo tiempo alejado de la vida pública, el Generalísimo Máximo Gómez Báez viajó a fines de abril de 1905 a Santiago de Cuba, con el objetivo expreso de visitar a su hijo Maxito, aquel a quien dejó al frente de la familia en República Dominicana a punto de iniciarse la guerra en Cuba.

Leer más...

Máximo Gómez, eterno mambí e internacionalista

El internacionalismo se verificó en nuestro país desde que el sueño de la libertad se asomaba en los cubanos. Más de un ejemplo certifica la presencia de luchadores en las guerras independentistas, entre ellos, el generalísimo Máximo Gómez.

Leer más...