La prioridad de seguir fundando patria

El régimen esclavista colonial lo demonizó. Perplejos por el susto ante una posible réplica en Cuba de la Revolución Haitiana, sus enemigos se encargaron de sembrarlo negativamente en la cultura popular. “Es más malo que Aponte” fue una frase que permaneció en la costumbre cotidiana de la gente durante muchísimos años, tras la alevosa ejecución del hombre que dirigió la primera conspiración de carácter nacional en la historia de Cuba.

Leer más...