Cuando la bandera está triste

La vida tiene misterios, una se pregunta por ciertas extrañezas y no siempre encuentra respuestas. Ayer en la tarde al contemplar la bandera, la encontré triste y al cielo cómplice de su dolor. ¿Por qué? Las respuestas quizás estén en la casualidad de una imagen, o en la más clara realidad que por estos días asombra a Cuba y a la humanidad toda. Fidel no está.

Leer más...