Para que el tributo no tenga fronteras

La soldadesca española se cebó cobardemente con el cadáver de El Francés tras su caída en combate el siete de julio de 1877 en Las Mercedes, cerca del campamento de las tropas del Mayor General Vicente García González en Santa Rita. Tan pronto identificaron al muerto, lo trasladaron a Las Tunas donde lo despedazaron en macabro festín de venganza y lo arrojaron a los perros de la plaza para que lo devorasen. ¿Quién era Charles Philibert Peissot, y qué hizo para ser acreedor de semejante odio de las autoridades integristas hispanas?

Leer más...