Para que no muera la memoria

Se cumplen 61 años de una página digna del heroísmo clásico: la Huelga del 9 de abril llevó abiertamente a las calles a trabajadores, a estudiantes, a gente de extracción variopinta, pero inequívocamente humilde. Nuevamente un capítulo de la historia de Cuba se vistió de juventud, la que suelen denominar la favorita de los dioses. En definitiva, es de poetas y de soñadores apostar y hasta morir cuando se vive la flor de la existencia. Y la Huelga del 9 de abril aunó a la generación naciente como irrevocable simbolismo.…

Leer más...