Autenticidad y talento congénito

Siempre acompañado de su sonrisa indeleble y su andar pausado el percusionista lajero  Domingo Morejón  recorre  las calles  de su ciudad natal,  sabiéndose reconocido por el pueblo que lo ha  visto arrollar las calles en tiempos de carnavales amenizando  al compás de tumbadora y bongó las comparsas “Los  caballeros del ritmo “ La jardinera”, “Los muñecones de la Habana” y el “El alacrán “, Y toca entonces con tanta  vehemencia y tanta  fuerza pueblerina que las muchachas que van sobre la carrozas agitan acompasadamente  sus caderas, marcando cada compás  en un pentagrama efímero,…

Leer más...