A dos años de tu extraña ausencia

Corrieron dos años. En ellos tu huella. El tiempo marcó tu ausencia. Extraña ausencia que te hace visible. Y es que habitas en cada espacio que testifica tu obra. Todavía como si fuera ayer recurre la noticia que anunció tu partida. Una mezcla extraña cercenó la naturaleza de aquella noche. Asombro. Duda. Tristeza. Finalmente, realidad. Las imágenes están ahí, en ellas la inmensidad de tu pueblo. Más allá de los enemigos que vitorearon tu muerte, del estupor de aquellos que nunca perdonaron ni perdonarán tu rebeldía, una fuerza arrolladora de…

Leer más...