Sin la mujer no sería posible la Revolución

La mujer mereció en cada momento el aprecio y el reconocimiento de Fidel, el líder histórico de la Revolución Cubana, quien la distinguió como un pilar en cada una de las trasformaciones que ocurrieron en nuestro verde caimán desde el primero de enero de 1959. 

Las féminas laboran en las instituciones de salud, en las industrias, en los centros científicos, en la agricultura, en el deporte, se destacan como periodistas, en puestos de chofer de taxis, como bomberas, generalas, en fin, desarrollan un cúmulo de quehaceres en beneficio de la comunidad. 

Tanto en las esferas social y cultural, como en la Educación, Fidel supo reconocer el rol de las mujeres y siempre defendió para ellas un escaño en el Parlamento, en puestos de dirección y en la vida militar.

Sus palabras “La mujer es una Revolución dentro de la Revolución”certifican ese protagonismo que sale a la luz a cada paso y en cada rincón de Cuba. 

Es precisamente la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) la organización que agrupa a un gran colectivo de vanguardias que representa al género femenino. 

Ellas impulsan hoy una campaña gigante para desterrar las acciones que las  discriminen, rechazan toda manifestación de violencia y levantan sus voces para hacer valer el respeto que se ganaron con sus ejemplos. 

Con 57 años de labor, la FMC se hace sentir en cada delegación y bloque, en los barrios de toda Cuba, extendiendo las manos para brindar consejos y ayudar al más necesitado, impartiendo talleres, creando proyectos sociales para la juventud, en las misiones internacionalistas y en las zonas más alejadas de cada región amiga.

Sin la mujer no sería posible la Revolución.

Por favor valore el artículo

Artículos relacionados

Deje su respuesta

avatar
  Subscribir  
Notificar