Si de solidaridad se habla

Por habitual pasan casi inadvertidos algunos episodios que a diario vemos repetirse en nuestras calles, y me refiero al hecho de ofrecer desinteresadamente ayuda  de los cubanos. Para lo que necesites, aquí me tienes o puedes contar conmigo,  son frases que forman parte de nuestra decir y hacer,  muestra del espíritu solidario que nos caracteriza.

Cubanas y cubanos  heredamos una rica historia de impresionantes capítulos reveladores de la formación solidaria de nuestro pueblo. Incontables  son las batallas que  develan este valor intrínseco de los nacidos en Cuba, orgullo de las generaciones actuales y de las que nos precedieron.

De manifiesto también por estos días ese espíritu entre nuestros coterráneos en toda la Isla, en la que hoy se trabaja en la recuperación tras el paso del huracán Irma por estas tierras. Miles de manos recogen  los escombros, fruto de los destrozos dejados por ese meteoro en la isla y otras tantas ayudan a reconstruir viviendas, escuelas y otros escenarios dañados por los fuertes vientos de este huracán.

Es de esperar la actitud de hermandad entre los familiares, vecinos, amigos o conocidos, a los que el deber de ayudar y compartir lo que se tiene llama a su puerta en situaciones como las recientemente vividas en la isla, oportunidad  donde los lugareños resguardaron en sitios seguros a sus coterráneos con la misma disposición que hoy le colaboran para recuperar lo perdido.

De esta voluntad que caracteriza a los cubanos son testigos muchas personas en el mundo donde nuestros  galenos, constructores y  maestros, llevan hasta los más intrincados rincones salud,  amor y nuevas esperanzas.

 

 

Por favor valore el artículo

Artículos relacionados

Deje su respuesta

avatar
  Subscribir  
Notificar