Seres humanos que no se detienen ante las adversidades

0
8

Tras los logros de cualquier deportista se encuentra un gran número de personas que con gran esfuerzo y tesón contribuyen al desarrollo del atleta. 

Muchas veces  ante las grandes hazañas en la arena nacional o internacional solo se reconoce  la labor  del especialista del deporte   que intervino en los logros del deportista y dejamos en el anonimato a esos que desde la base y en especial en los centros educacionales adentran a los infantes en el emocionante mundo de los deportes.

                                        

Esos hombres y mujeres en mi opinión son los verdaderos héroes pues con pocos recursos y en áreas que no cumplen los requisitos para la práctica del deporte logran insertar en las diferentes Centros de Iniciación Deportiva a atletas con un alto rendimiento.                  

Un ejemplo de esta perseverancia y entrega es Wiliam Muchuli, profesor de Karate del Combinado Deportivo Nueve de Abril de Tapaste, quien imparte clases en  escuelas   del Consejo Popular Jamaica y Pedro Pí, donde sus discípulos  practican en piso de losa o hierva.                                                      

A pesar de estas malas condiciones Muchuli  ha logrado grandes resultados, además el índice de lesiones es bajo.                                           

En San José de las Lajas hay muchos Muchuli, estos son hombres y mujeres que ante las adversidades se crecen y demuestran su gran amor por su profesión. 

El hombre no se mide por las veces que se cae sino por las que se levantan, con esta máxima rindo homenaje a esos seres humanos que no se rinden y que ante un tropiezo o zancadillas de la vida toman un segundo aire para continuar su camino.                                                                                

Un ejemplo de esto en San José de las Lajas es el profesor de deporte Omar Lazabar un lajero que por sus lesiones en la   columna vertebral tuvo que abandonar sus funciones  como entrenador de fútbol de las categorías escolares, pero esta prueba impuesta por la vida no fue obstáculo para que este hombre continuará vinculado al mundo del deporte y el ejercicio físico.                                            

Sus ansias de continuar su vínculo con este sector al cual ha dedicado gran parte de su vida era mucho más fuerte que los malestares de su patología, pues tuvo a su cargo el Gimnasio Biosaludable del Complejo Deportivo Nelson Fernández, allí brindó sus servicios a personas con su mismo padecimiento u otras enfermedades, así como a las que deseaban rebajar peso o mantenerse en forma.                                     

Con  más 25 años de experiencia, Lazabar  en cualquier tarea que se le asigne aplica sus conocimientos a favor de brindar a sus alumnos una mejor calidad de vida.         

Este hombre es de los seres humanos que no se detienen ante las adversidades, él las enfrenta con entereza y si fracasa, aprende de ello y continúa.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre