Se tensa situación en la frontera siria-turca

0
20

Tomado de Granma

AFRÍN, Siria.–Cada vez se ve más cerca un posible conflicto directo entre las fuerzas turcas y sirias. Con la entrada ayer del Ejército sirio en Afrín se abre un escenario complejo de hostilidades entre las partes turcas y Damasco.

El representante de las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo) en la zona, Brusk Haseke, confirmó a la agencia rusa Sputnik que las tropas sirias entraron en Afrín.

«Sí, es así. Hoy lunes el Ejército del Gobierno sirio penetró en Afrín para defender conjuntamente con las fuerzas kurdas de la YPG a la ciudad de las Fuerzas Armadas turcas. Las fuerzas gubernamentales penetran para ayudar a la gente de Afrín. No podemos informar la cantidad de soldados. Esta es información militar», especificó.

Con anterioridad Siria rechazó «la flagrante agresión» de las fuerzas de Turquía contra su soberanía y llamó a la comunidad internacional a detener «de inmediato» estos recientes ataques contra la región de Afrín, situada en el norte del país árabe.

Pese a las fuertes advertencias de Damasco de que contrarrestaría cualquier asalto a su territorio, e incluso derribaría los aviones turcos, Ankara intensificó su ofensiva contra diferentes grupos kurdos, entre ellos las YPG, a quienes considera terroristas.

Por su parte, el ministro de Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, había dicho a Damasco que si enviaba sus militares a Afrín para apoyar a los kurdos contra los que combate, entonces «nadie parará a Turquía».

De este modo, Cavusoglu advirtió que las fuerzas turcas y sus aliados, que ya avanzaron más de 300 kilómetros en la región de Afrín, podrían atacar a las sirias, si el Gobierno del presidente Bashar al-Assad decide enviar a sus soldados a esa zona para defender a las mencionadas milicias kurdas que combate Ankara.

Turquía inició esta serie de ataques mientras cuestiona severamente la nueva medida de la llamada coalición contra el grupo terrorista Estado Islámico, liderada por Estados Unidos, encaminada a entrenar a un nuevo ejército compuesto por 30 000 milicianos kurdo-árabes en Siria.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, dijo este lunes al Ejército de Siria que enfrentará secuelas indeseadas si entraba en la ciudad de Afrín.

«El Ejército turco seguirá avanzando con determinación hacia Afrín. Si las fuerzas sirias también se implican habrá consecuencias indeseadas» declaró el mandatario turco en una conversación telefónica con su par ruso, Vladimir Putin, según informa la cadena turca NTV.

El Kremlin, por su parte, informó en un comunicado que los dos mandatarios abordaron la situación del noroeste de Siria, incluida la operación militar turca en la región de Afrín, aunque sin entrar en detalles.

La zona de Afrín, rica en recursos naturales, es donde operan grupos armados kurdos, quienes recientemente se aliaron al Gobierno de Bashar al-Assad con el objetivo «de defender a la población civil de la zona contra la ofensiva turca». Al-Assad no ha hecho comentarios respecto a la entrada de las tropas sirias en la región.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre