Reciclaje con acento de mujer

0
27

“…cuando la mujer culta y virtuosa unge la obra con la miel de su cariño la obra es invencible”

José Martí. 

La emancipación de la mujer aún es una meta en diversos lugares del mundo, una lucha que aúna cada vez más voces en defensa del mal llamado sexo débil cuyos exponentes han demostrado que tienen la capacidad de hacer y de hacer bien. 

Si hubiese nacido en otra época  y hasta en otro país su  sola condición de mujer le hubiese impedido  a Eida Pérez ser, quien es hoy, la presidenta de la primera Cooperativa no Agropecuaria (CNA) de Desechos Reciclables de Cuba, perteneciente al Ministerio de Industria, experiencia que tiene como escenario a  San José de las Lajas, capital de Mayabeque.

Incrementar la recogida de surtidos como la chatarra de acero, producto insigne de esta entidad, bronce, cobre, desperdicios textiles entre otros, fue el desafío  que  esta fémina afrontó el 1ro de junio de 2013, en el momento justo en que como parte de la actualización del  modelo económico cubano y cumplimentando los lineamientos del onceno Congreso del Partido Comunista de Cuba surgía una nueva forma de gestión no estatal.

La idea no era entonces cambiar sayas por pantalones, ni tacones por botas, sino enrumbar la recolección  de  desechos reciclables para contribuir a la disminución de las importaciones por concepto de compra de materias primas que pudiesen obtenerse en cada territorio y la igual e importante labor de cuidar el medio ambiente.

Espacio de confecciones

“Seis mujeres de un total de 14 socios laboramos  en la cooperativa y tres  integramos la junta directiva, así que el mando lo tenemos las mujeres”, comenta Eida jocosamente.

“Nada fácil resulta lidiar con hombres, que son en su mayoría los trabajadores de la cooperativa, si además sumamos a ello las labores de la casa y esa tan importante misión en la que las madres somos imprescindibles, la crianza de los hijos, sobre todo en una etapa tan difícil como es la adolescencia, me comenta Eida”.

“He tenido la oportunidad de viajar a Brasil y Paraguay, invitada por la Confederación Alemana de Cooperativas y conocer cómo funciona ese negocio en otros países, nutrirme de sus experiencias  y mostrar la nuestra. Me enorgullece la admiración  de mis homólogos por la oportunidad que tienen las cubanas de asumir puestos donde prevalecen a nivel mundial solo hombres y uno reconoce entonces cuan privilegiada somos. Cuanto debemos a Fidel y a la Revolución y el compromiso personal crece”.

“Resulta difícil  la distancia de la familia, las horas pasan en el trabajo sin que apenas lo percibas entre una y otra tarea.La familia cuenta, no tengo de que quejarme,  su ayuda  ha sido incondicional, y eso es lo que he tratado de hacer con mi colectivo, formar una gran familia y de ahí se derivan sin dudas los resultados de hoy”.

“Los asociados somos multiusos, por lo que trabajamos todos en lo que se requiera y dividimos equitativamente las utilidades, por  iniciativa propia que no tengo conocimiento que sea una experiencia que se aplique en ninguna otra forma productiva de este tipo de las 15 distribuidas por toda la isla” y los resultados son magníficos al igual que el nivel de satisfacción de los trabajadores”, agrega Eida

El esfuerzo es recompensado

Los trabajadores de la Cooperativa no Agropecuaria de Desechos Reciclables de San José de las Lajas  alcanzaron la condición de Colectivo de Victoriaen el 2015  y la Bandera de Vanguardia nacional en el 2016, año en el  que además esta base productiva sobresalió por sus resultados a nivel de país.

Más de 15 mil toneladasen 12 surtidos acopiaron los trabajadores de la  CNA de Desechos Reciclables  en el 2016, cifra que representa el 30 por ciento del plan  la Empresa Materias  Primas  Mayabeque con once unidades, distribuidas en varios municipios de la provincia

Cada año este negocio marca  la  diferencia. El salario promedio de los trabajadores asciende cada mes los 3500 CUP y con las utilidades se garantizan mejores condiciones de trabajo y un estímulo monetario al cierre anual.

Los ingresos de la población que se suma a la recogida de materia prima crecen, se abren nuevos contratos con cuentapropistas que desean comprar las materias primas en  la cooperativa y que contribuyen a elevar las ganancias de los socios.

Los resultados indican  entonces la  marcha del trabajo en esta cooperativa y cuanto esfuerzo con rostro de mujer se esconden tras cada nuevo logro.

Manos finas guían la recuperación  de desechos reciclables en San José de las Lajas; combinada con dulce pero firme voz, gestión oportuna, sueños y el apego necesario por lo que sehace para convertir lo sucio en oro.

Cada año este negocio marca  la  diferencia, que se percibe en las utilidades de sus asociados,  los ingresos de la población que se suma a esta tarea y los volúmenes ascendentes conque cumplió su encargo estatal con más de 15 mil toneladasen 12 surtidos en el 2016 que representa el 30 por ciento del plan  la Empresa Materias  Primas  Mayabeque con once unidades, distribuidas en varios municipios de la provincia.

Los resultados indican  entonces la  marcha del trabajo en esta cooperativa y cuanto esfuerzo con rostro de mujer habitan en cada nuevo logro

 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre