Que cese el atropello

0
20

Entre los sectores más afectados por el bloqueo impuesto a Cuba por Estados Unidos hace más de medio siglo están los grupos de personas con discapacidad. Los miembros de las Asociaciones de limitados físico motores (ACLIFIM), de sordos e hipoacúsicos (ANSOC), así como la de ciegos y débiles visuales (ANCI) de San José de las Lajas tuvieran mayor calidad de vida con el equipamiento especializado que requieren y que están ausentes a causa del bloqueo.

Medicamentos, bolsas urinarias, sondas vesicales y colchones eléctricos que necesitan algunos con limitaciones severas escasean en el territorio, pues al ser traídos por terceros países su costo se eleva demasiado.

Además, para ensamblar triciclos, muletas, bastones y sillones de ruedas se requiere de piezas de repuesto que solo se pueden adquirir en regiones muy lejanas a la nuestra, lo que retrasa la llegada al puerto y el flujo constante de la producción, tan demandada para quienes no pueden movilizar sus cuerpos naturalmente.

Si tenemos en cuenta a los casi 200 invidentes de la capital de Mayabeque que precisan de medicamentos, bastones, y otros equipos limitados por el bloqueo, reafirmamos lo cruel de esa medida, cuya fuerza recae mayormente sobre el segmento poblacional antes mencionado

Sin máquinas, ni papel Braille se ha perdido el talento y el correcto desarrollo del crecimiento cultural e individual de muchos. Tampoco hay posibilidades de reparar las existentes y con gran tiempo de explotación por la carencia de las piezas de repuesto.

En el caso de la ANSOC cuyos miembros ansían aparatos auditivos y en algunos la implantación coclear, no han logrado obtener estos beneficios por la limitación que impone el bloqueo.

Los que crearon la injusta ley de bloquear a Cuba, no pensaron en los niños y ancianos con discapacidad que merecen aliviar sus temores y dificultades, en los jóvenes con sueños, en los hombres y mujeres que abogan por integrarse y ayudar a la sociedad.
Definitivamente el cese del atropello es lo que reclama el pueblo de San José de las Lajas junto a todas las demás regiones de Cuba.

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre