Protagonista de una obra con valor universal

0
30

La celebración del cumpleaños 56 de los Comités de Defensa de la Revolución, CDR, aún está en el parecer de lajeras y lajeros fundadores de la más populosa organización de masas de Cuba.Cristobalina Valdés González es una de ellas que se reconoce como iniciadora de una labor de grandes pasiones. 

De los primeros momentos en los barrios recuerda que todos los vecinos se unían para combatir hechos contrarrevolucionarios que atentaban contra las conquistas del pueblo. Asegura que la guardia en los comités garantizaba la seguridad de las propiedades individuales y estatales contra sabotajes enemigos. 

Cristobalina ya peina canas, pero su memoria aflora joven ante las vivencias de aquellos primeros años, en su voz se aprecia el orgullo de haber contribuido a apoyar a las mujeres en la crianza de sus hijos, especialmente en aquellas familias disfuncionales donde la mano generosa y solidaria de los vecinos acogían a los niños y jóvenes sin amparo familiar. Está convencida de que la incorporación de las féminas a las actividades sociales fue gracias en gran medida a la labor de los comités.

Esta valerosa mujer esdonante voluntaria de sangre desde los inicios porque fue una tarea esencial de los miembros de los CDR y me cuenta que sus primeras gotas fueron para los damnificados en Haití y de otros países que eran devastados por ciclones y desastres naturales. 

En su rostro surcan entrecruzadas las huellas del tiempo; pero el brillo de sus ojos y la fuerza de sus palabras anuncian la juventud de sus sentimientos que certifican el amor por su Patria y el compromiso de ser miembro activo de los CDR para siempre. 

Cuando su historia aterrizó en nuestros días me habló de las innumerables campañas que suceden a diario, de la vacunación Antipolio, de la lucha contra el mosquito Aedes Aegypti, del barrio-debate sobre el dengue, el zica, el chicunyunga y la fiebre amarilla. De la movilización para recoger materias primas o para higienizar el vecindario y de las caldosas esperando el 28. 

Su alegría se agudizó cuando intercambiamos sobre las actividades por el cumpleaños 90 de nuestro Fidel el mayor de todos los cederistas, creador de este movimiento genuino e identitario de los cubanos. 

Al despedirme de la también dirigente del Partido, activista de la Federación de Mujeres Cubanas y líder del pueblo confirmé la valía de la gente de esta comunidad, donde habita el optimismo y el amor.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre