Prevenir para no lamentar

0
15

La actual época del año incorpora un peligro potencial para Cuba, el de ser azotada por fenómenos naturales propios de la temporada ciclónica en el Caribe. La disciplina y la prevención son imprescindibles para enfrentar cualquier eventualidad.

La formación de ciclones en los últimos años ha incrementado como consecuencia del cambio climático y el calentamiento global, de ahí la importancia de cada vez prepararnos mejor para enfrentar cualquier posible embate durante esta etapa.

La temporada ciclónica en Cuba se extiende desde el primero de junio y hasta el treinta de noviembre, período en el que es oportuno destupir los tragantes, la poda de árboles y asegurar las cubiertas con tiempo.

Aunque si bien es cierto que duranteel resto del año no se debe bajar la guardia, en la actual etapa es necesario extremar las medidas para prevenir y contrarrestar el impulso demoledor de estos fenómenos justo cuando elpeligro es más inminente.

Los medios de difusión masiva cumplen la importante misión de divulgar las medidas a seguir antes, durante y después del paso de un ciclón, pero es menester de cada ciudadano cumplir con las medidas de la defensa civil y prevenir para no tener que lamentar.

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre