Prácticas  saludables: garantía  de un verano feliz

El verano es una de las temporadas del año más esperadas por toda la familia cubana, ya que propicia momentos de disfrute y descanso para todos sus miembros, luego de un largo período de estudio y trabajo. 

Las visitas a las bases de campismo, a las preciosas playas de nuestra isla y otras instalaciones destinadas para el recreo sano  son las principales propuestas para la etapa estival donde  no falta, por supuesto,el  contacto directo con la naturaleza. 

Para  llevar a buen término esos programas que durante todo el año se planifican es necesario tomar algunas precauciones relacionadas con la salud de los vacacionistas entre ellas,  combatir el calor bebiendo al menos dos litros de agua cada día, aunque no se tenga sed, otras maneras de hidratarse es consumir frutas y verduras frescas  o ingerir infusiones y tés refrescantes. 

Es importante además protegerse de los rayos del sol, usando gorra, anteojos oscuros y protección solar, prendas de vestir ligeras, holgadas y de colores claros, así como evitar los cambios bruscos de temperatura en la playa o en la piscina. 

Por otra parte hay que estar alerta con la alimentación en el verano principalmente  la de infantes y ancianos,  las carnes  y pescados deben consumirse frescos; mientras que las verduras  y hortalizas  deben estar bien limpias, para así prevenir las enfermedades diarreicas agudas tan propensas en este período. 

Para  disfrutar de un verano feliz  es imprescindible  cumplir con estas medidas,  así  las posibilidades de recreación y descanso serán se disfrutarán más y mejor

Por favor valore el artículo

Artículos relacionados

Deje su respuesta

avatar
  Subscribir  
Notificar