Para seguir adelante, NO al delito

0
9

Delinquir constituye un acto propio de personas inescrupulosas que no temen a la vergüenza de aparecer ante sus familiares y amigos como delincuentes vulgares. 

A mi entender el que comete estas indisciplinas no siempre tiene bajo nivel cultural, hay quienes no poseen educación moral y cívica, aunque sean muy instruidos. 

El delito tiene diferentes aristas dentro de la sociedad, el hurto o robo al estado o a sus propios coterráneos, la falsificación, el lucro a costa del pueblo, los actos violentos contra personas o propiedades ajenas, entre muchos otros. 

En estos tiempos es muy común escuchar “aquí estoy luchando”, sin embargo detrás de esto está el delito como sinónimo de luchar. Cuando debiera ser lo contrario. La lucha por la vida debe ser honrada y legal como la de nuestros abuelos y como la de todos los que trabajamos día a día, sin descanso, pero con la frente alta. 

“Luchar” debiera ser un sustituto de ahorrar, producir, sanear las ciudades, acabar con el fraude en los exámenes, el atropello al cliente, la falta de calidad en los productos, la alteración de precios, la deslealtad, el robo sistemático. 

Recuerdo lo duro que nos castigaban nuestros padres cuando llegábamos a casa con algo que no era nuestro. Para cualquier familia por muy pobre que fuera el robo era inadmisible. Al otro día teníamos que devolverlo con la consabida disculpa. Esas lecciones jamás se nos olvidan y debieran repetirse en nuestros días. 

El delito es una acción penada por la ley. Pero hay delitos que escapan de los ojos de la justicia porque se cometen espiritualmente. Me refiero por ejemplo al delito de no educar a nuestros hijos con civismo y respeto a la Patria, a su entorno, a sus vecinos, a su familia. 

Martí escribió: tengo fe en el mejoramiento humano. Y seguramente rechazó el delito como un aspecto negativo para lograrlo. En estos tiempos necesitamos urgentemente ser mejores personas porque de ello depende tener mayor calidad de vida 

Es una tarea ardua pero estoy segura que entre todos podemos desterrar el delito de nuestro entorno.

 

 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre