Pablo Cecilia Ruiz, patriota, revolucionario y periodista

0
27

El sonido del timbre rompía con frecuencia la quietud de la mañana en casa de la profesora, que se apresuraba hacia la escuela. A pesar de su premura, abría la puerta, segura de encontrar del otro lado, a aquel octogenario de espíritu incansable y mirada de futuro, para quien hablar de la historia patria en el matutino era una suprema obligación.

Aquel aparente importuno respondía al nombre de Pablo Cecilia Ruiz, revolucionario cubano de esos que siempre estiman insuficientes los esfuerzos realizados por el bien de la patria.

Así lo demostró a lo largo de su vida iniciada el 18 de noviembre de 1925, en la zona de San Antonio de los Baños. Allí dio sus primeros pasos como revolucionario de su tiempo, cuando la nación experimentaba una de las más  turbulentas e inestables circunstancias.

Sus aportes a la causa popular comienzan desde muy temprano con la presidencia de la Juventud Socialista y el secretariado del Partido Socialista Popular a finales de la década del treinta, en su tierra natal.

Su intransigencia lo conduce a organizar huelgas en la Base de San Antonio de los Baños en 1945. Allí denunció al coronel yanqui Leith Wade, jefe de la base, por el desmantelamiento de la instalación. La denuncia aparecida en el periódico Hoy  obligó a Pablo Cecilia a huir para salvar su vida.

A partir del 10 de marzo de 1953 el Partido es declarado ilegal, pero Pablo continúa la lucha hasta contribuir con el envío de fondos y medicinas a la Sierra Maestra. 

Acoge el triunfo de la Revolución con entusiasmo y asume las nuevas responsabilidades. Se desempeña como presidente de la Reforma Agraria en el Central Toledo, responsable de ganadería en la Dirección Nacional de Granjas Cañeras, miembro de la ORI, fundador del Partido Comunista de Cuba y las organizaciones de masas creadas al triunfo de la Revolución.

Estuvo junto a Fidel y fue amigo de Juan Marinelo.

Viaja a Suiza, Bélgica y Canadá representando a Cuba en sucesos internacionales. Se gradúa en Ciencias políticas en la Universidad de la Habana y posteriormente orienta su carrera hacia el Periodismo.

En 1976 fue jefe de la Sección de Prensa, Radio y Televisión de la otrora La Habana. Durante su mandato se creó la Agencia de Información de la provincia donde fue corresponsal jefe.

En el 2002 fue presidente de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana en San José de las Lajas y presidente de la Asociación Manuel Gómez Reyes.

Pero tal fue su devoción por la causa patriótica que dedicó los últimos años de su vida a transmitir a las jóvenes generaciones todo el fervor que él llevaba por dentro desde su juventud y que pudo plasmar en su vida revolucionaria y periodística.

No había para Pablo Cecilia Ruiz un día escolar en que no encontrara, revisando la historia, algo digno de enfatizar en los encuentros matutinos con los estudiantes y trabajadores de San José de las Lajas, Güines, Jaruco y otros territorios de la zona.

Así se le podía escuchar cada mañana mientras su mente se lo permitió, cuando, extrayendo de los apuntes comenzaba a leer sus manuscritos, deseoso de acaparar la atención de quienes ignoraban toda aquella historia necesaria.

Parecía intuir el inminente fin de la razón y el tiempo insuficiente para transmitir todo lo necesario  y, como queriendo hacer interminables los minutos, se dirigía con firmeza a su joven audiencia siempre con el mismo saludo: Compañeritas y compañeritos…..  

La emisora Radio Camoa en el aniversario 43 de su fundación, rinde homenaje a este colega, naturalizado lajero, al ferviente martiano, al seguidor de Fidel,  a Pablo Cecilia Ruiz, patriota, revolucionario y periodista. 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre