Nuestras razones

La alegría de niños y niñas de San José de las Lajas coloreó con los más llamativos colores el tercer domingo de julio, en que Cuba celebró el Día de los niños.

La ocasión propició el disfrute de los más pequeños de casa y también el de adultos que multiplican su felicidad al ver a los infantes divertirse a plenitud, cantar, bailar, actuar con esa gracia que distingue a los reparadores de sueños.

Ser parte de esa celebración a una le permite reflexionar sobre nuestra realidad, muy diferente a la de millones de niños en el mundo que viven bajo la guerra, son víctimas de conflictos, padecen enfermedades, son analfabetos, trabajan para ayudar al sustento de la familia y muchos mueren a temprana edad.

Desde el primero de enero de 1959 Cuba cuenta con uno de los principales logros, a su vez sueño de generaciones de cubanos que dieron su vida por la libertad: la garantía de una niñez sana y feliz, amparada por el Estado que prioriza su atención y desarrollo.

Para que prevalezca esta realidad es firme la voluntad del pueblo cubano de mantener cada conquista de la Revolución y nuestro sistema social. En ello va que la alegría exista y sean nuestros niños sus principales exponentes.

Este domingo, matizado por altas temperaturas, Sol radiante, truenos y algo de lluvia fue sin dudas un día especial, coloreado por la alegría de niños y niñas que viven en un país libre.

Nuestras razones
5 (100%) 1 vote

Artículos relacionados

Deje su respuesta

avatar
  Subscribir  
Notificar