Nuestra divina rutina

0
19

A punto de concluir el verano comienza una nueva etapa para la familia en San José de las Lajas, el curso escolar 2014-2015 y desde ya están los preparativos para su apertura y desarrollo.

Tras las vacaciones, etapa de recreo y buen descanso se avecina el período lectivo, ese que requiere desde el primer momento la entrega y esfuerzo de los colectivos de cada centro escolar pero también de la familia y la comunidad.

Aunque resulte un slogan, hacer mención a que este curso sea superior al precedente, es menester tomar en cuenta la experiencia y así los requerimientos para que la etapa que se aproxima sea realmente eficiente y tenga como resultado el mejor aprovechamiento  de los educandos.

A la familia corresponde velar y exigir el estudio diario, la responsabilidad ante cada tarea orientada por la escuela, el apoyo y no suplantación ante los trabajos investigativos.

A la escuela, ofrecer la mayor calidad en cada clase, la disciplina del personal docente, la exigencia y control porque en cada aula prevalezca el interés y motivación por los contenidos que se impartan.

La comunidad puede influir también en esa integralidad a que se aspira en los estudiantes, puede ser partícipe en su formación, en el apoyo a sus estudios, en los consejos que siempre son necesarios para las nuevas generaciones.

A punto de concluir el verano, ya la familia se alista para el nuevo curso, los arreglos de los uniformes escolares, cada útil para el estudio que puede aportar, la compra de pliegos que sirven para forrar libretas y libros; también los estudiantes hacen suya esa particularidad de prepararse para asistir el lunes 

Dejar respuesta

Por favor introduzca su comentario aquí
Por favor introduzca su nombre